[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Rafael Salguero recibió US$100 mil en sobornos, según acusación de EE. UU.


El exdirectivo de la Concacaf y Fedefut que ocupó una silla en el Comité Ejecutivo de la FIFA aún no es sujeto de acciones judiciales.

 

 

foto-articulo-Nacionales

Rafael Salguero es uno de los tres directivos de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) que recibió sobornos de Hugo y Mariano Jinkis, los empresarios argentinos dueños de Fullplay Group. Esa compañía negoció con los dirigentes los derechos de transmisión de los juegos de la Concacaf, incluidos los de la Copa de Oro.

En noviembre de 2011, Salguero, junto a Ariel Alvarado de Panamá, y el entonces presidente de la Concacaf, el hondureño Alfredo Hawit, tomaron vuelos rumbo a Buenos Aires, Argentina, de acuerdo con la acusación contra los 16 directivos de la FIFA sindicados por lavado de dinero y fraude. La fiscalía llegó a esa conclusión de acuerdo a correos electrónicos sobre arreglos para el viaje de Hawit y su esposa, según el documento.

Ya en la capital argentina, la comitiva centroamericana tomó un vuelo privado rumbo a Punta del Este, Uruguay, donde se reunieron con los Jinkis.

En el encuentro, Hawit, Alvarado y Salguero acordaron utilizar su influencia para que la Concacaf le otorgara a Fullplay los derechos completos de comercialización y transmisión de los torneos de la Concacaf.

A cambio, los Jinkis se comprometieron a pagar sobornos a cada uno de los miembros de la Concacaf: US$250 mil para Hawit; y para Salguero y Alvarado US$100 mil a cada uno.

Con el fin de ocultar el origen y el propósito de los pagos, en diciembre de 2011, los conspiradores utilizaron una cuenta de Citibank en la Ciudad de Panamá, Panamá, controlada por una persona identificada como “cómplice #6”, intermediaria para recibir los sobornos, según el  numeral 310 de la acusación. En los siguientes meses el coautor no identificado trasladó a Hawit, Alvarado y Salguero los fondos previamente acordados.

En julio de 2015, el “cómplice #6” se reunió con Hawit en Houston, Texas, para manifestarle su preocupación por las investigaciones en torno a los Jinkis, por lo que resolvieron simular un contrato “por consultorías” para justificar el desembolso de los US$450 mil.

La acusación de la fiscalía estadounidense detalla una conversación en la que Rafael Salguero dice encontrarse en problemas.

La acusación de la fiscalía estadounidense detalla una conversación en la que Rafael Salguero dice encontrarse en problemas.

Sin persecución

El 2 de septiembre de 2015, Fabio Tordin –ejecutivo de Media World, otra de las compañías que sobornó para tener los derechos de transmisión de juegos de la FIFA que se declaró culpable y colaboró con las investigaciones–, se reunió con Salguero en Miami, Florida. En la cita, Salguero reconoció haber recibido su pago y manifestó que junto a Hawit y Alvarado podrían estar en problemas: “Los tres estamos en la misma mierda”, habría dicho según consta en la acusación de EE. UU.

Los Jinkis se entregaron a la justicia argentina en junio pasado. Contra Salguero no hay alguna petición de detención provisional con fines de extradición, según el Ministerio Público. El viernes pasado, un juzgado autorizó la captura de Brayan Jiménez, el presidente de la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala (Fedefut), implicado en la recepción de sobornos de Media World para los juegos de clasificación previos a los Mundiales de 2018 y 2022. Ese mismo día, el secretario de la Fedefut, Héctor Trujillo, fue detenido en Estados Unidos.

Además de la dirigencia deportiva, Trujillo también se desempeñaba como magistrado suplente de la Corte de Constitucionalidad. Ese organismo informó que solicitó a la Cancillería que, por la vía diplomática, requiera información al Gobierno de EE. UU. sobre la situación legal de Trujillo para adoptar las decisiones que procedan.

“Hoy o mañana va a aparecer”

Todd Robinson, embajador de Estados Unidos en Guatemala, se pronunció ayer acerca de que el expresidente de la Federación Nacional de Fútbol (Fedefut) Brayan Jiménez, continúa en paradero desconocido. “Hoy o mañana va a aparecer”, se limitó a comentar el diplomático. Robinson recordó que Jiménez “tendrá que responder en las cortes de Estados Unidos” cuando sea capturado.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Katerin Chumil elPeriódico
Nineth Montenegro se pone a disposición del Ministerio Público

La diputada analizó el fallo de la Suprema Corte y encontró algunas anomalías.

noticia Luisa Paredes
Detienen al periodista Sonny Figueroa

El reportero de Vox Populi Guate fue agredido y posteriormente arrestado frente al Palacio Nacional en un confuso incidente. El comunicador publicó recientemente una nota sobre el Centro de Gobierno.

noticia Carmen Quintela cquintela@elperiodico.com.gt
Morales sin profundizar en su plan de gobierno

Jimmy Morales, el candidato presidencial de Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), se presentó ayer ante los agremiados de la Cámara de Comercio para hablar de sus proyecciones en caso de ganar la segunda vuelta el próximo 25 de octubre.



Más en esta sección

Miles y miles de argentinos desfilan ante el féretro de Maradona

otras-noticias

El final de Maradona «no ha sido el mejor que nos hubiese gustado», dice Tebas

otras-noticias

Honores y fervor futbolero en emotiva despedida al ídolo Maradona

otras-noticias

Publicidad