Lunes 28 DE Septiembre DE 2020
Nación

Hogares guatemaltecos han incrementado gasto en salud

Las familias están comprando oxígeno o acudiendo a servicios privados.

Fecha de publicación: 11-08-20
La compra de oxígeno ha sido más común desde que se registró el primer caso de COVID-19 en Guatemala. Foto: Alex Cruz
Por: Geldi Muñoz Palala

Con la pandemia del nuevo coronavirus se estima que el gasto en salud de los hogares guatemaltecos se ha incrementado, además de las dificultades para acceder a los servicios.

Guatemala es uno de los países donde la población gasta más para curarse. Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que en promedio los hogares de la región cubren más de un tercio del financiamiento de la atención de salud con pagos directos (34 por ciento).

Según las Cuentas Nacionales de Salud, en 2016 los hogares guatemaltecos financiaban con sus propios recursos y de forma directa el 52.2 por ciento del gasto en salubridad. Los pacientes deben costear parte del tratamiento institucional, comprar medicinas y equipo médico de apoyo.

En dicho gasto también se incluyen los complementos y pagos realizados a las ONG proveedoras de servicios y los pagos por la atención en establecimientos del sector privado. Para Zulma Calderón, defensora de la Salud, de la Oficina del Procurador de Derechos Humanos (PDH) el problema es histórico en el país.

El ex viceministro de Salud, Adrián Chávez, explicó que el gasto total en salud corresponde a casi el siete por ciento del producto interno bruto (PIB), pero lo asignado al Ministerio no pasa de 1.2 por ciento, y al agregarle la cuota del Seguro Social sube a más o menos al 2.2 por ciento.

Para cubrir esa brecha, las familias deben pagar de su bolsillo, lo cual representa un impacto económico, porque la mayoría vive en pobreza y pobreza extrema, dijo.

Más impacto

Chávez indicó que no tiene datos de cuál es el comportamiento del gasto ahora con el COVID-19, pero los servicios públicos siguen replicando los mismos vicios como dificultades en la gestión, uso opaco de recursos, que se traduce en desabastecimiento en insumos y falta de equipo para el propio personal.

La PDH ha encontrado que la mayoría de hospitales no tienen el stock para brindar atención. Calderón dijo que con la pandemia la situación es más crítica para las familias, ya que sus ingresos se han reducido y tienen menos poder adquisitivo para comprar medicamentos. Agregó que mucha gente prefiere quedarse en casa, lo cual ha implicado comprar oxígeno.

Riesgos

> Chávez y Calderón coincidieron en que hay que tomar en cuenta a la población con enfermedades crónicas, ya que por el cierre de las consultas externas se ha limitado la atención, lo cual representa riesgo. La vocera de Salud, Julia Barrera, dijo que según la Administración de Hospitales el porcentaje de medicamentos para manejo de COVID-19 es del 80 por ciento. Además, los hospitales no han dejado de atender las cirugías. “De enero a junio 2020 se han tenido 30 mil 175 egresos aproximadamente. El dato a la misma fecha de 2019 es de 10 mil 410 egresos menos”, indicó.