Miércoles 23 DE Septiembre DE 2020
Nación

“No tengan miedo, cuesta mucho (reconocer la violencia) pero ahora me toca pensar en mí”

Andrea Aparicio confirma violencia física de parte del futbolista Marco Pappa.

Fecha de publicación: 06-08-20
Captura de vídeo.
Por: Evelyn Boche elPeriódico

Yo soy una persona que creció en un hogar íntegro, donde no existió la violencia; y ni yo ni mi familia se merecen verme así, dice la joven y muestra el rostro amoratado, consecuencia de la agresión más reciente y severa del futbolista Marco Pappa.

La madrugada del 26 de julio, la joven llamó al 110 de la Policía Nacional Civil (PNC), los agentes llegaron en su auxilio pero al final de la audiencia, el juzgado especializado no encontró indicios suficientes para ligarlo a proceso por violencia contra la mujer.

En este vídeo, que le costó mucha valentía, según indica, Aparicio revela que no fue la primera vez que fue agredida por Pappa, “pero sí la peor”. “Puedo aparecer hasta muerta”, y no soporto ver a mi familia sufrir, lamenta la joven entre sollozos.

La grabación fue compartida por familiares de la joven.

“Quiero animar a todas las mujeres a que hablen, que no tengan miedo, que se desprendan de esa persona que les hace tanto daño”, anima Aparicio.

Andrea Aparicio también compartió este texto, en el que expone presiones y manipulación para que no declare ante la justicia:

Mi nombre es Andrea, tengo 27 años y lamentablemente fui victima de violencia doméstica.

Para muchos es fácil juzgar y señalar, pero para quienes han vivido esto, pueden entender lo difícil que es llegar hasta esta instancia y acciones.

No es fácil salir públicamente diciendo la verdad, porque esa verdad compromete mi integridad y mi dignidad como mujer. Esto lo hago por las mujeres que callan por una o varias razones los abusos y maltratos, lo hago por mi, aunque reconozco que tarde pero requiere de mucha valentía hacerlo, para poner un límite y un alto a una relación tóxica y de abuso no solo físico, sino también psicológico, y principalmente por mi familia, pues son personas que lo han dado todo por mi y verlos sufrir por un cobarde me hace más difícil vivir esta película de terror en la que me encuentro.

Es triste y penoso que tengan que acudir a difamarme y poner en duda mi palabra cuando de violencia y abuso se habla, aunque abogados y familiares quieran esconder la verdad apuntando dedos a otros lados, es imposible que la realidad de quien verdaderamente es Marco no lo alcance, y peor aún, pueda continuar haciéndole daño a otras mujeres como ha sucedido desde hace ya varios años.

Estoy cansada de quedarme callada, estoy cansada de que me manipulen poniendo por encima los planes o sueños de otra persona. Estoy cansada y aturdida de las llamadas de familiares, abogados y de el mismo, pidiéndome que por favor no declare, que por favor me quede callada… de todo esto estoy cansada.

A todos tarde o temprano nos llega el momento de evolucionar, y para mí, este es un momento trascendental de vida, si anteriormente no lo hice, HOY SÍ priorizo en mí, HOY SÍ me amo a mi primero que a todos, y HOY SÍ pongo un límite, tristemente obligada a hacerlo de esta manera, pues quieren tergiversar las cosas pero las pruebas existen y este mensaje lo hago a gritos para decir ¡YA BASTA!

Lo único que quiero es que de una buena vez esto se termine, que esas mentiras y burlas a la ley y al daño que me causaron, se conviertan en punto final pero que SE HAGA CON JUSTICIA.

Etiquetas: