Sábado 15 DE Agosto DE 2020
Nación

Quince hospitales y tres áreas, los que menos usan fondos de emergencia

De los Q1.6 millardos con los que cuenta el Ministerio de Salud para atender el COVID-19, solo ha utilizado el ocho por ciento.

Fecha de publicación: 16-07-20
Por: Ferdy Montepeque

Cuatro meses después de que se confirmara el primer caso de coronavirus en el país, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) solo ha ejecutado el ocho por ciento de los Q1.6 millardos presupuestados para atender la pandemia. La cartera justifica que el atraso se debe a los procesos burocráticos que han impedido agilizar compras. La baja ejecución es generalizada, pero en 15 hospitales y tres áreas de salud, es más marcada.

Por ejemplo, el Hospital Roosevelt es la sexta unidad ejecutora (de un total de 82) que más fondos para COVID-19 se le han asignado, pero su ejecución es cero, según datos hasta el 31 de junio del Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin).

La utilización de fondos en la actividad presupuestaria identificada en Sicoin como “Intervenciones realizadas para la atención de la emergencia COVID-19” también es nula en los centros asistenciales Nicolasa Cruz, Jalapa, y de La Tinta, Alta Verapaz. En tanto que, el Hospital de Joyabaj, Quiché, tiene presupuestados Q4.5 millones, pero solo ha utilizado Q160 mil. La ejecución también es baja en los hospitales de Amatitlán, de Ortopedia Jorge Von Ahn, así como el de salud mental Federico Mora.

Julio Herrera, director de la organización Red Ciudadana, dedicada a monitorear la ejecución durante la pandemia, indicó que la situación es preocupante porque generalmente supone desabastecimiento. También contribuye al desorden administrativo, “es, al final, un orden de contabilidad porque si tenemos gastos por todos lados no podemos cuantificar lo que se gastó relacionado al COVID-19”, señaló.

Delegan responsabilidades

La viceministra Administrativa de Salud, Nancy Pezzarossi, justificó que la baja ejecución se debía a procesos burocráticos implementados por la anterior administración, que hacían difícil la contratación en las unidades ejecutoras.

Pezzarossi indicó que con la aprobación del Acuerdo Ministerial 170-2020 se buscará hacer más rápidas las adquisiciones, lo cual según la funcionaria se verá reflejado en las próximas semanas. El Acuerdo delega a las autoridades superiores de las unidades ejecutoras, la suscripción de contratos para la adquisición de bienes, suministros y servicios por montos mayores a Q100 mil, en casos de excepción.

También se delega en funcionarios o delegados de cada unidad, la suscripción de contratos por montos menores a Q900 mil, por compras ordinarias.

Otras unidades

Los hospitales de Poptún, Petén, así como de San Pedro Necta, Huehuetenango, el de Infectología, de Salamá, Rodolfo Robles, el de Nebaj y de El Progreso también tienen ejecución baja sobre fondos para COVID-19. Mientras que las direcciones de Salud de El Progreso, Retalhuleu, Ixcán (Quiché) y Huehuetenango, de igual forma registran poco avance en el uso de recursos para la pandemia.