Martes 29 DE Septiembre DE 2020
Nación

Hogares en condición de pobreza no están recibiendo el Bono de Familia según informe

Personas encuestadas señalaron que no recibieron el recibo con el código y varios tuvieron dificultad en el proceso de inscripción y de cobro de los Q1 mil.

Fecha de publicación: 16-07-20
Foto: Carlos Zaparolli / OXFAM.
Por: Luisa Paredes

Este jueves será presentado el primer informe de Monitoreo del Bono Familia que entrega el gobierno a personas afectadas por la pandemia, realizado por Oxfam, Paraíso Desigual y Pacto Ciudadano que evidencia que las autoridades no han entregado el aporte de Q1 mil a hogares que califican para el beneficio. Varias personas reportaron dificultad para hacer el proceso de inscripción y cobrar el dinero.

El estudio detalla que según el padrón reportado por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), en 133 municipios el número de hogares beneficiarios es menos de la mitad del número de viviendas en condiciones de pobreza. Además, se identificaron 15 municipios del Norte y Occidente del país que no tienen a ningún beneficiario.

Un mapa elaborado por las organizaciones muestra que municipios de departamentos como Petén, Izabal, Alta verapaz, Baja Verapaz, Huehuetenango y Quiché que tienen población vive en pobreza y pobreza extrema presentan menos personas beneficiarias de bono familia por cada vivienda pobre.

Mientras que en 19 municipios, principalmente del área central, el número de beneficiarios es más dos a cuatro veces, del número de viviendas en condiciones de pobreza.

El monitoreo se realizó en 725 comunidades de 18 departamentos del país. Se encuestó a un representante de cada comunidad. Además, utilizaron datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el MIDES.

Problemas para registrarse
El informe señala que algunas familias tuvieron dificultades para inscribirse al programa. Un 29 por ciento de las comunidades encuestadas reporta que pocos o casi ninguno de los hogares que cuentan con energía eléctrica, recibieron el código para registrarse.

Las personas entrevistadas también dijeron que la mitad o menos de la mitad de los comunitarios supieron cómo inscribirse. El documento indica que la causa radica en el analfabetismo, la dificultad de ingresar una serie de números y la falta de experiencia con herramientas digitales.

En un 40 por ciento de comunidades, organizaciones o personas han apoyado a familias para aplicar al bono. Sin embargo, en algunos casos se aprovecharon de los beneficiarios para robar el código.

La falta de acceso a un dispositivo, internet o saldo es otro de los motivos. “Según el Censo 2018, solamente tres de cada diez guatemaltecos tuvieron acceso a Internet en los últimos tres meses, mientras en el área rural es solo la mitad de eso, es decir, el 14.3 por ciento de la población. En estos casos, la solución es buscar un café internet o alquilar un teléfono, lo que en un momento de crisis puede implicar gastar los últimos recursos de los que dispone una familia”, resalta el informe.

Dificultad para cobrar el bono
Personas que sí se inscribieron, reportan dificultades para cobrar el bono. En departamentos del occidente como Totonicapán, Quiché, Huehuetenango, tuvieron problemas para retirar el dinero del cajero automático porque no tienen experiencia en su uso por lo que la mayoría utilizan el sistema bancario que en ocasiones están lejos de sus comunidades y han ocasionado aglomeraciones. También solicitan ayuda a otras personas, exponiéndose a ser víctima de estafa.

Algunas familias también han recibido presiones de propietarios de las casas por el uso del recibo de la luz. Algunos casos han terminado en violencia o desalojos. Además, se reporta el robo de códigos y recibos, cobros por asesoría, estafa o engaño.

En las comunidades encuestadas se identificó que solo el 6 por ciento presentó una denuncia por estas anomalías.

Las organizaciones recomendaron aumentar el nivel de ejecución y cobertura del bono familia y brindar apoyo institucional en la inscripción. Así como, asegurar la inclusión de las familias con mayor necesidad.

Etiquetas: