Lunes 10 DE Agosto DE 2020
Nación

360° a vuelo de pájaro

Jose Rubén Zamora

Fecha de publicación: 30-05-20

El presidente Donald Trump pospuso la reunión de G7 después de que la canciller Angela Merkel declinó participar, en adición Mr. Trump quiere que Rusia de Putin se reintegre al grupo. El Presidente añadió que también planifica invitar a Corea del Sur, Australia e India al encuentro, para traer a la mesa aliados tradicionales para discutir sobre China. “No siento que el G7 represente lo que está sucediendo en el mundo”, dijo Mr. Trump.

Con la pandemia aún en la espalda, más de 40 millones de desempleados e indignación y protestas contra la Policía, EE. UU. cae al vacío y se hunde en una crisis, en el contexto de la retórica y demagogia de una contienda presidencial.

Al Ejército se le ordenó estar listo, con unidades de Policía Militar, para un posible desplazamiento a Minneapolis, después de cuatro noches en las que los disturbios han ido escalando, dijeron los oficiales. La orden vino del propio presidente Trump, quien evalúa opciones con su equipo “sénior” de seguridad nacional, para enfrentar las protestas caóticas que se han extendido a decenas de ciudades a través de la nación.

El desplazamiento de unidades de policías militares se utilizó en 1992, en California luego de los disturbios que se suscitaron por el veredicto de Rodney King.

Las relaciones entre EE. UU. y China han caído en uno de sus puntos más bajos y tensos, que en términos prácticos podríamos llamar una “Guerra Fría”. A las disputas de comercio; las sanciones y persecución judicial en contra del gigante tecnológico Huawei y sus altos ejecutivos; las crecientes tensiones en la navegación en el Mar del Sur de China y las acusaciones de Mr. Trump contra China, como responsable de la pandemia, se sumó la decisión de las autoridades chinas de erradicar las libertades políticas en Hong Kong.

Aunque ayer, dejó entrever en un mensaje a China que su reacción por los desarrollos en Hong Kong contenían retórica, el escenario  más probable es una escalada total entre los dos países.

Con Trump, en busca de su reelección y Xi Jinping en busca de soporte de la población, para reencontrar el camino del crecimiento económico después de la pandemia, es previsible el “desacoplamiento” del comercio, la economía y la política entre las dos grandes potencias, que no van a descansar, hasta que una de las dos, establezca, finalmente, su hegemonía, alrededor de 2030.

Facebook desarrolla esfuerzos amistosos con los poderosos fiscales de EE. UU., que podrían utilizar sus investigaciones y sus poderes ejecutivos para dañar el crecimiento de sus ventas. Ayer, por cierto, Mark Zuckerberg, con delicadeza, mostró estar del lado de Mr. Trump en su disputa con Twitter.

Angela Merkel quiere aprovechar sus oportunidades para revolucionar la economía alemana. La pandemia le dio la oportunidad de instalar una variación, una especie de capitalismo de Estado, que permitirá a los altos oficiales de Berlín elegir “ganadores” y “perdedores” e impulsar a los genuinos campeones nacionales. Estamos por ser testigos de la más dramática reingeniería de una economía, desde la reconstrucción de Alemania y Japón en la posguerra. 

En la medida que los disturbios sociales siguen escalando, Toques de Queda, han sido impuestos en algunas de las grandes ciudades de EE. UU.; incluyendo Los Ángeles, Atlanta, Miami, Chicago y Filadelfia. Los manifestantes regresaron a las calles ayer sábado, abarrotando los alrededores de la Municipalidad de San Francisco, colapsaron el tráfico en Miami, intentaron derribar una estatua en Filadelfia, como una muestra del enojo y pena por el presunto homicidio de George Floyd, un hombre negro que murió en la custodia de la Policía de Minneapolis.    

China no reaccionó el sábado a los anuncios del presidente estadounidense Donald Trump, sobre el gigante asiático en un contexto de tensiones, mientras que la prensa de Pekín hacía hincapié en la violencia en Minneapolis. El viernes, el gobernante de Estados Unidos anunció, en tono firme, pero sin dar detalles, que el país suspendería la entrada en su territorio de ciudadanos chinos que pudieran representar un “riesgo” para la seguridad del país.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el responsable de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, exhortaron a Estados Unidos a que “reconsidere su decisión” de romper los vínculos con la OMS. La manera en que la entidad internacional ha gestionado esta pandemia ha sido desde hace semanas objeto de críticas de Donald Trump, quien el viernes anunció que su país cortaba lazos con la agencia de salud de la ONU, por considerarla demasiado indulgente con China.

Las autoridades españolas están trabajando para recibir a turistas de Alemania, Francia y los países escandinavos en la segunda mitad de junio. Al comienzo de esta semana, el Gobierno había anunciado que el 1 de julio se levantaría la actual cuarentena de 14 días a los visitantes extranjeros, para reabrirse desde ese mes al turismo, que representa un 12% de su PIB.

Perú, segundo país de América Latina con más contagiados de COVID-19, sobrepasó el sábado los 150 mil casos confirmados, tras una cifra récord de más de 7 mil contagios en 24 horas, y aumentó a más de 4 mil 370 los fallecidos por la enfermedad respiratoria, anunció el presidente Martín Vizcarra. 

La empresa estadounidense SpaceX envió este sábado desde Florida dos astronautas de la NASA al espacio, acabando con seis décadas de monopolio estatal en los vuelos tripulados, y dando a Estados Unidos un nuevo medio de transporte espacial por primera vez en nueve años. Los astronautas estadounidenses Bob Behnken y Doug Hurley se vieron propulsados en diez minutos 200 kilómetros sobre los océanos, volando a 20 veces la velocidad del sonido hacia la Estación Espacial Internacional (ISS).

(Leído para usted estimado lector en New York Times, Economist, Washington Post, New York Post, Blomberg, Newsweek, AFP y Sputnik).