Lunes 1 DE Junio DE 2020
Nación

360° a vuelo de pájaro

Fecha de publicación: 23-05-20

La flota de aviones de Amazon crecerá en 200 más, además de los 42 que ya tiene, en los siguientes 7-8 años, y pretende crear un servicio de cargo que rivalice con UPS.

El Estado de Kerala, India, ha hecho un excelente trabajo para contener el brote de la pandemia. La premisa implícita del capitalismo occidental, ha sido siempre, que su riqueza permite a su gobierno democrático, proveer servicios al público durante los buenos tiempos y protegerlo durante las crisis.

Entonces vino la pandemia. La ejecutoria del Gobierno norteamericano para lidiar con la crisis del COVID-19 ha mostrado que la riqueza, no es una condición suficiente para una respuesta buena y apropiada del gobierno.

El PIB per cápita de EE. UU. es 30 veces más grande que el de Kerala. Aún, el Estado más pobre de EE. UU., Mississippi, tiene un PIB per cápita, 15 veces más grande de Kerala. El primer caso de COVID-19 confirmado en Kerala se registró el 30 de enero, solo nueve días después del primer caso confirmado en Estados Unidos de Norteamérica. Hoy, el coronavirus ha matado 9 mil 700 personas en EE. UU.; en Kerala, el número de muertes es de cuatro.

Pavithra Suryanarayan, científico de John Hopkins University, quien estudió la capacidad del Estado de Kerala y del vecino Estado de Tamil Nadu, conoce interioridades acerca de las razones que explican el éxito en Kerala y el fracaso de EE. UU.

Según Pavithra Suryanarayan, hay cosas que cuentan:

Se debe tener las capacidades de respuesta, pero alineadas con la decisión política. Las autoridades deben hacer las cosas cuando la crisis golpea.

En Kerala como en el Estado vecino Tamil Nadu, ambos mostraron tener la capacidad y al mismo tiempo el deseo de actuar oportunamente.

La tercera dimensión, que usualmente recibe menos atención, es la experiencia derivada de haber estado expuestos a situaciones o crisis semejantes antes. Países como Australia, Nueva Zelandia, por su proximidad con Singapur, Malasia y Hong Kong, sabían qué hacer, tan pronto como la alarma de coronavirus se encendió. Estos países no se hicieron bolas, no se desordenaron ni perdieron el tiempo, porque tenían experiencias recientes de “gripe aviar” y SARS.

Es el mismo caso de Kerala. Ellos estuvieron expuestos al “Nipah virus, tuvieron una crisis con dengue, y estuvieron preocupados por una posible “ola” de rebrote. Entonces tenían protocolos y enseguida los siguieron con rigor: mucho trabajo de seguimiento (tracking), aislamiento y vigilancia con oficiales con responsabilidades territoriales. Realizaron intervenciones de pocos recursos: tomaron temperatura a las personas que entraban y salian del país y anotaron sus antecedentes recientes de viajes y contactos con otras personas. Casos sintomáticos y asintomáticos eran sometidos a aislamiento y vigilancia y se realizaba monitoreo estrecho con su red reciente de contactos.

No utilizaron máscaras ni ventiladores, pero tenían el apoyo de la gente, a la que transformaron en realizadores de censos de monitoreo, supervisión y vigilancia. Los convirtieron en investigadores de rastreos (Track and Trace investigators). En personas en los aeropuertos y puestos de control migratorio tomando temperaturas. Tomaron los recursos que tenían a la mano y los utilizaron con eficacia.

Y muy muy rápido cerraron escuelas y mercados, prohibieron reuniones para mantener un bajo nivel de contagios. Lo hicieron mejor que en cualquier Estado, ciudad o localidad del país.

Por último, las autoridades de Kerala no respondieron con una visión política “clientelista”. Respondieron de la misma manera a toda la población.

Hertz, una de las compañías más grandes de vehículos rentados, fue a la bancarrota. Estuvo luchando contra su endeudamiento desde antes que la pandemia devastara su negocio. El coronavirus los barrió rápida y dramáticamente. Las ventas se evaporaron al ritmo de que la gente se refugió en sus hogares. Aeropuertos, donde Hertz y su gran competidor Avis Budget Group ganaban la mayoría de sus ingresos, se transformaron en “ciudades fantasma”.

Goldman se ha comprometido a proveer US$1.8 millardos en alivio a los propietarios de hogares, como parte de un acuerdo con los fiscales generales, que fueron establecidos desde la crisis financiera de 2008. Como resultado, Goldman se transformará en uno de los grandes compradores de préstamos hipotecarios que están sometidos a estrés y a estas alturas ha cerrado acuerdos con más de 100 mil hogares. Luego, los inversionistas que compren los préstamos hipotecarios con grandes descuentos, tratarán de hacer dinero, reestructurando los préstamos hipotecarios de los deudores para que paguen; pero, también, pueden quedarse con las propiedades –los hogares– que siguen de colateral de los préstamos.

La pandemia está produciendo enormes pérdidas a las aseguradoras a escala global: “La pérdida será de más de US$100 millardos”, dijo Evan Greenberg, presidente ejecutivo (CEO) de la aseguradora Chubb. Los reclamos a las aseguradoras provienen de todos lados: gente contagiada por el coronavirus en el trabajo, pacientes dañados o contagiados en hospitales abrumados y desbordados, trabajadores en la primera línea de combate contagiados por pacientes, pasajeros, cuyos vuelos fueron cancelados. En adición, las aseguradoras han sufrido pérdidas debido a la caída de los valores en los que tenían invertidas sus reservas.

Como consecuencia de la incertidumbre, autoridades chinas no se sienten en posición de anunciar metas de crecimiento para 2020, por primera vez en 25 años. Dijeron que China enfrenta factores muy difíciles de predecir

China no está adoptando enormes paquetes de estímulos monetarios ni fiscales, como en el resto del planeta, temerosa y cautelosa de sobre extender su deuda. Algunos líderes de alta jerarquía han hecho llamados para iniciativas de rescate, equivalentes al 2% del PIB, que no han sido consideradas; mientras, por ejemplo, los programas de rescate en EE. UU. giran alrededor del 14% del PIB.
La evolución prevista del PIB en China “anticipa un panorama de preocupaciones y dolor económico para un mundo que ha incrementado su dependencia de China como el motor de su crecimiento”, de acuerdo con el Wall Street Journal.

Cada hora, más de 1,300 personas entrarían en la pobreza en México, según el BBVA, si la economía mexicana se contrae en 7% en 2020. La cifra de nuevas personas pobres en México aumentaría a 1,800 personas por hora si la contracción de la economía es de 12%, uno de los escenarios muy posibles. En el mejor de los casos, con la contracción de la economía mexicana del 7%, a finales de diciembre de 2020 habría 12 millones de pobres más.

AstraZeneca y la Universidad de Oxford han arrancado con la etapa de reclutamiento para realizar pruebas avanzadas en seres humanos en su experimentación para encontrar la vacuna del COVID-19. La esperanza es que las dosis de la vacuna empiecen a estar disponibles en septiembre. El Gobierno de EE. UU. ha aportado a este vigoroso esfuerzo científico US$1.2 millardos. Trump ha llamado a este proyecto “Warp Speed” (término que se utilizaba en la saga de filmes de Guerra de las Galaxias para ir de un extremo del universo al otro, en menos de una fracción de segundo), para desarrollar la vacuna antes de fin de año, mejor aún, si es antes del día de las elecciones presidenciales. Trump comparó este proyecto con el denominado Manhattan, que desarrolló la bomba atómica. Diferentes resultados, pero intenciones semejantes. Trump quiere alcanzar a los investigadores chinos, quienes tienen cinco vacunas que son candidatas para experimentación con personas. A escala global existen en proceso más de 100 proyectos experimentales para hallar la vacuna eficaz contra el COVID-19.

Hoy es último día de la semana y los mercados en Asia han cerrado muy muy negativos luego de la apertura del Congreso Nacional del Pueblo Chino y de los nubarrones que se ciernen sobre Hong Kong. Europa se negocia en rojo y los mercado a futuro en EE. UU. hacen prever una nueva caída.

Macy’s reportó una caída de venta del 50%, resultado que alivió a la administración que esperaba un colapso de 80%. Macy’s ha anunciado el cierre de 125 de sus 775 tiendas y pasó a formar parte del grupo de tiendas minoristas, cuyos ingresos se contrajeron más de 30%.

Según CNBC, los billonarios de Norteamérica lograron crecer su fortuna en US$434 millardos adicionales. Jeff Bezos, dueño de Amazon, será el primer trillonario en la historia, seguido muy cerca por Zuckenberg de Facebook.

Nissan Motor Co. e IBM anunciaron despidos y que sus operaciones continuarán cerradas alrededor del mundo. En el plazo más inmediato, los expertos epidemiólogos están preocupados por la apertura de parques y playas durante el largo fin de semana que empieza con el feriado de hoy, que puede aumentar los contagios si estos lugares se ven sobresaturados y con exceso de densidad de personas. En Nueva York, la Policía administra y limita hasta un máximo estimado el ingreso a los parques.

(Leído para usted estimado lector en New York Times, Economist, Washington Post, New York Post, Bloomberg, Newsweek, AFP, Sputnik y El País).