Viernes 25 DE Septiembre DE 2020
Nación

360° a vuelo de pájaro

Jose Rubén Zamora

Fecha de publicación: 15-05-20

Cerca de 3 millones de nuevos reclamos de subsidios debido al desempleo tuvieron lugar en la última semana, y que en los últimos dos meses acumulan más de 36 millones de reclamos del seguro de desempleo. Aún muchos, de esta cifra millonaria de desempleados, esperan frustrados por los beneficios.

Según los reportes oficiales, más de 180 médicos han muerto en Rusia enfrentando la pandemia en la primera línea de combate y varios miles han sido contagiados.

El proceso de apertura será un ejercicio global de prueba y error y de momento se están experimentando varias salidas: en China han sido claves el distanciamiento social, el uso de mascarillas eficaces y nuevos rituales y protocolos en el trabajo. Austria experimentará con un modelo Israelí, conocido como “el modelo 10-4”, que entre otras recomendaciones propone un regreso escalonado y progresivo a la normalidad para reducir la reproducción del virus. En América Latina hay países que están planificando volver a la normalidad, aunque algunos países de la región, ni siquiera han alcanzado el pico más dramático de la crisis.

El prestigioso The Centers for Disease Control and Prevention –CDC– ofrece unas pocas guías, pautas y protocolos sencillos para ejecutar un proceso de apertura de negocios, bares, restaurantes, iglesias, escuelas y colegios y los sistemas de transporte masivo, en un contexto de seguridad. Los consejos del CDC pueden ser encontrados en su página web. Fueron puestos a disposición de los gobiernos estatales y locales, el mismo día en que Mr. Trump calificó el “testeo” recomendado como exagerado y las recomendaciones muy prescriptivas y no las quiso compartir. Sin embargo, este conjunto de guías, pautas y protocolos pueden ser simples, pero al mismo tiempo un extraordinario referente para todas las naciones a escala global.

La falla de Brasil para proveer suficientes camas por el creciente número de pacientes que se incrementan con facilidad y sombríos resultados, no parece estar cerca del pico dramático del brote.

Las relaciones entre EE. UU. y China se han deteriorado, al extremo que está a punto de un rompimiento; paradójicamente, solo cuatro meses después que Mr. Trump dijo que los lazos entre las dos potencias estaban más fuertes que nunca. Mientras las más grandes economías del mundo aún tienen abundantes incentivos para evitar el peor escenario posible y están buscando cómo restablecer el crecimiento económico después de la pandemia, solo puede esperarse “un descoplamiento radical” entre EE. UU. y China mientras tienen lugar las elecciones en noviembre. Este miércoles el presidente Trump dijo que “no quiere hablar con el presidente de China, Xi Jinping, y añadió que EE. UU. “ahorrará” US$500 millardos” si “corta todas la relaciones” con la nación asiática.

Los datos oficiales de Alemania confirmaron que el país cayó en una recesión con un decrecimiento del 2.2% en el primer trimestre, la declinación más grande desde 2009. El país se encamina a una declinación económica, en términos anuales, del 6.5%, a pesar de los considerables estímulos fiscales.

Países asiáticos como Corea del Sur tienen una historia de éxito en la contención del coronavirus y en abrir con seguridad la economía. La receta: ampliar significativamente los niveles de “testeo” y “seguir la pista”, el rastro de contagios de la pandemia y cuarentenas oportunas: “test, trace, quarantine”.

Una encuesta del Washington Post, con una muestra de más de 8 mil adultos, permitió establecer que seis de cada 10 norteamericanos que salen a trabajar fuera de sus hogares están muy preocupados de exponerse al contagio del virus en el trabajo y de regreso a casa infectar a su familia. Cerca de uno de cada tres norteamericanos sigue saliendo a su trabajo al menos una vez a la semana.

Las ventas al detalle (al por menor) en Estados Unidos cayeron 16.4% en abril. Las tiendas están reabriendo paulatinamente, pero una mayoría, se estima no sobrevivirá.

En los aeropuertos, cuando se restablezcan los vuelos, es una jugada cantada que los pasajeros experimenten altos niveles de tedio: diferentes puntos de chequeo de temperatura, colas larguísimas como resultado del distanciamiento social, barreras para aislar equipaje, mucho mayor personal de supervisión y supervisiones más rigurosas, máscaras, guantes y desinfectantes por todos lados. Oficiales de la industria anticipan que el tiempo de los pasajeros en los aeropuertos podría aumentar en un 50%.

Apple y Google han estado desarrollando una aplicación para sus celulares que permita establecer y monitorear su red de contactos y relaciones, evidentemente para seguir los pasos de cerca y notificar al propio propietario del celular si estuvo expuesto a personas infectadas. Sin embargo, los gigantes de la tecnología se rehúsan a compartir la información con las autoridades, pues es parte de la privacidad de las personas. Esta situación podría detener o reorientar el proyecto de Apple y Google.

La humanidad aprenderá a coexistir con la pandemia del coronavirus, sin embargo, en el camino quedarán víctimas: fatalidades, quiebras y cierres de negocios, nuevas prácticas, modelos, formatos y protocolos empresariales, laborales, sanitarios, culturales, legales y sociales, pero sobre todo, su gran víctima será la globalización de la economía y la política como la conocemos desde 1990, y por muchas décadas descansará en paz bajo la sombra de la xenofobia, los nacionalismos, los extremismos y la radicalización.

El costo global de la crisis podría alcanzar los US$8.8 billones, más de 306 mil fatalidades, con 4.5 millones de infectados y 1.6 de recuperados.

Por primera vez en cuatro décadas, el dióxido de carbono cayó 30% en la India, como beneficio colateral de la contracción de la economía.

Los médicos en Taiwán están aprendiendo a tratar pacientes de coronavirus utilizando realidad virtual. Esto significa también que médicos experimentados pueden entrenar a otros médicos por el mismo sistema de realidad virtual.

El Congreso aprobó US$3 billones de un nuevo paquete de ayuda para los Estados, ciudades y tribus nativas americanas. El paquete no tiene chance de pasar el Senado bajo control republicano. No cabe duda, es una maniobra política-electoral demócrata.

(Leído para usted estimado lector en New York Times, Economist, Washington Post, New York Post, Bloomberg y Newsweek).