Lunes 25 DE Mayo DE 2020
Nación

Así vive Patzún en aislamiento por el coronavirus

En el municipio de Chimaltenango se registró el primer caso comunitario de COVID-19 del país.

Fecha de publicación: 06-04-20
Algunas personas siguen su rutina normal. Foto: Cortesía: Abel Jochola
Por: Lucero Sapalú/ elPeriódico

Los pobladores de Patzún iniciaron su segundo día en aislamiento por el coronavirus en medio de temor por el brote de la enfermedad en su comunidad y la escasez de insumos sanitarios.

Las farmacias no tienen mascarillas y se agotó el gel antibacterial. “No hay dinero para comprar tampoco” , asegura un vecino de esta localidad a elPeriódico.

En el municipio de Chimaltenango, ubicado a 80 kilómetros de la ciudad capital, se registró el primer caso comunitario según informó ayer el titular del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), Hugo Monroy.

Una persona que no viaje y no estuvo en contacto con pacientes positivos, contrajo la enfermedad. Además, cuatro personas más se infectaron.

En el poblado de casi 60 mil personas se instaló un cordón de seguridad sanitaria. Los cuatro puntos de acceso son vigilados por autoridades comunitarias, la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ejército, para evitar el ingreso y salida de los vecinos, indicó el vocero del Ejército, Juan Carlos de Paz.

Un grupo de más de 100 personas que pudieron estar expuestas al virus están en cuarentena. Mientras que el resto de la comunidad intenta continuar con algunas actividades laborales.

“La gente va al campo como si fuera un día normal, porque han caído las primeras lluvias que anuncia que se puede sembrar, además no podemos dejar de trabajar porque hace falta el dinero” relató un lugareño.

La municipalidad de esta localidad, ha anunciado el cierre del mercado municipal para evitar la aglomeración. Esto preocupa a los pobladores porque no acostumbran almacenar verduras y alimentos, sino que realizan compras a diario.

“Lo que tenemos son granos básicos maíz y frijol, tendremos que sobrevivir con esto porque han cerrado los mercados y en los puestos de venta de verduras una zanahoria llega a costar hasta Q3 y solo hay tres puntos de venta que nos quedan muy lejos” relató un hombre quien vive con otras cinco personas en su hogar.

Los padres de familia también están preocupados por los gastos extras por las clases a distancia que deben llevar sus hijos.

Para que los menores puedan recibir las clases en línea y hacer sus tareas deben invertir Q100 en internet a la semana.

“Hemos discutido en familia que mi sobrina que empezó su carrera dejará de estudiar este año porque no tenemos presupuesto para pagar a cada semana internet para que entregue sus tareas” resaltó uno de los afectados.

El anuncio del primer caso
Ayer, la comunidad se preparaba para participar en el rito de la bendición del ramo, una tradición católica en época de cuaresma. Cuatro sacerdotes del municipio pasarían a cada casa para evitar aglomeraciones pero la actividad se canceló tras la confirmación del primer caso en el municipio.

“Esperábamos la bendición de los ramos, cuando vimos casi era medio día y no llegaban los sacerdotes, entonces pusimos la radio local, desde allí se hizo la bendición y nos dijeron que no saliéramos de nuestra casa para evitar el contagio porque ya se presentaba el primer caso de coronavirus” detalló un poblador.

Desde el sábado pasado, un vehículo de municipalidad anunció que los mercados estaban cerrados y pidió a los pobladores no salir de sus casas. Las calles quedaron desoladas según el relato de personas del municipio.

El alcalde municipal, Guadalupe Cojti, resaltó que se realizarán visitas a los hogares
para tomar la temperatura de las personas para identificar posibles casos para evitar que el coronavirus se propague.

“Esperamos que llegue la ayuda del gobierno, porque somos un municipio afectado, los negocios como tiendas están funcionando pero siempre con las medidas de seguridad para que la población se pueda abastecer” resaltó. Cojti.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Etiquetas: