Viernes 18 DE Septiembre DE 2020
Nación

Evidencian estrategia para favorecer a aspirantes con bajos punteos

El Movimiento Pro Justicia señala que los postuladores buscan una “feria de puntos”.

Fecha de publicación: 28-01-20
Por: Evelyn Boche

En un proceso que está por completar los seis meses, la postuladora de Corte Suprema de Justicia (CSJ) lleva varias sesiones sin lograr acuerdo sobre la tabla de gradación que pondera los méritos académicos, profesionales y de proyección humana de los aspirantes.

Hay dos tablas que dividen el criterio de los 37 comisionados. La número 2 se aplicó en el proceso que dejó en suspenso la Corte de Constitucionalidad (CC). Otro grupo de comisionados propone una segunda, que asigna punteos más generosos.

Ayer se trató de aprobar la tabla 1, y cada comisionado debía argumentar su acuerdo o desacuerdo. De los 33 comisionados presentes, 19 votaron a favor y 13 se abstuvieron de votar. “Al abstenerse, están tratando de ocultar sus verdaderas intenciones, de bajar las exigencias”, indicó Carmen Aída Ibarra, del Movimiento Pro Justicia.

La comisionada del CANG, Wendy Ramírez, que se abstuvo como otros de sus colegas, indicó que tiene derecho a expresar su criterio de esa forma.

Diez y cinco puntos

La diferencia puntual entre ambas tablas es que la 1 asigna 50 puntos a quienes tengan dos periodos como magistrados de Apelaciones o ejercicio por más de 15 años y concede 40 por un periodo como magistrado o más de 10 años de desempeño profesional. La tabla 2 sube las notas a 55 y 50 puntos, respectivamente.

En opinión del Movimiento Pro Justicia, se trata de una estrategia para que sus favoritos vayan ajustando según lo que necesiten, cinco o diez puntos, para tener una nota aceptable, porque saben que la siguiente batalla es votar por los que tengan punteo mínimo.

Con la tabla anterior, 122 aspirantes superaron la nota mínima de 73 puntos para ser elegibles para integrar la nómina de candidatos que se enviará al Congreso. Pero hubo otros aspirantes que se quedaron debajo de la línea de corte, señala Ibarra, lo que hace que se propongan más puntos donde les hizo falta a “los favoritos”.

Entre los 25 aspirantes que se quedaron a cinco puntos del mínimo, de 73 puntos, figuran: Wilber Castellanos, Anabella Cardona, Roaldo Chávez y Carlos Guerra Jordán.

En el siguiente grupo de aspirantes, que se quedó a diez puntos del mínimo para ser elegible, están: Beyla Estrada de Brito, Mynor Moto Morataya, Henry Elías Wilson, Edgar López Espaillat y Carlos Aguilar, entre otros.

La nómina de candidatos que se manda al Congreso se integra de entre quienes hayan obtenido notas de cien a 73 puntos. También hay intenciones por eliminar esa la línea de corte.

El esfuerzo por bajar las exigencias es parte de no “tener que pasar la vergüenza de bajar a buscar a los favoritos que tienen notas de 60 o 40 puntos”, advierte Ibarra. Están buscando una “feria de puntos”, concluye la integrante de Pro Justicia.

PEDIRÁN INFORMACIÓN

La postuladora acordó que pedirá información sobre los aspirantes a 19 instituciones, entre estas el Ministerio Público, el Registro Nacional de Agresores Sexualres, la Contraloría y el Tribunal Supremo Electoral.