Sábado 18 DE Enero DE 2020
Nación

Las millonarias compras navideñas en las portuarias

Empornac adquirió  juguetes y regalos para los trabajadores, mientras EPQ regaló 1,200 canastas.

Fecha de publicación: 15-12-19
El pacto colectivo obliga a las portuarias a dar cada fin de año canastas navideñas, juguetes y regalos a sus trabajadores.
Por: Rodrigo Estrada restrada@elperiodico.com.gt

Durante las fiestas de fin de año, muchas instituciones del Estado gastan el dinero de los contribuyentes, no solo en los pagos del aguinaldo para los trabajadores del Estado, sino que además, adquieren canastas navideñas, regalos o invitan a los empleados a los convivios.

Este año, las dos empresas portuarias del Estado que funcionan en Guatemala, agasajaron a sus empleados con canastas navideñas, juegos de sartenes y juguetes para los hijos de los trabajadores, en total, la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla (Empornac) y la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), errogaron Q1 millón 999 mil 307.

La institución que más gastó fue Empornac, debido al pacto colectivo que obliga cada fin de año a entregar regalos navideños para los trabajadores e hijos de estos.

En total, la Portuaria Santo Tomás se gastó Q1 millón 309 mil 307, de estos Q469 mil 507 para adquirir 753 juguetes para los hijos de los trabajadores, desde monopatines con luces, pasando por carros a control remoto, autos para Barbies y juegos de cocina.

El más barato de los juguetes fue un cubo de actividades musicales, del cual se compraron 80 a un precio individual de Q400, mientras el más caro fue el monopatín de luces que fue adquirido en Q875 cada uno de los 57 que se adquirieron. El carro de Barbie que debía incluir un muñeco Ken y una Barbie fue adquirido por Q675 cada uno, en total se solicitaron 113 juegos.

Pero los regalos que la Portuaria adquirió no fueron solo para los hijos de los trabajadores; este año, la Empornac adquirió juegos de sartenes para cada uno de los trabajadores a un precio cada juego de Q520, en total se compraron 1,615 juegos para un total de Q839 mil 800.

Las compras fueron adjudicadas a la misma empresa que resultó ganadora el año pasado con las adquisiciones navideñas, también por juguetes para los hijos de los trabajadores y en esa ocasión microondas para los empleados.

Canastas adquiridas al proveedor más caro

En tanto, la EPQ también en base a su pacto colectivo, que en su Artículo 92 establece que la Portuaria se compromete a otorgar cada año canastas navideñas para sus empleados, solicitó la adquisición de 1,200 canastas con 19 productos, entre ellos atún, jugos, galletas, chocolates, dulces, jamón.

La Portuaria pagó Q690 mil por las canastas, con un valor de Q575 cada una, adjudicándose al proveedor que ofertó más alto de los cinco que compitieron.

El proveedor Tekasa, Sociedad Anónima, presentó una inconformidad señalando que la adjudicación había sido sobrevalorada. Esta empresa ofertó en Q516 mil, Q174 mil menos que al proveedor adjudicado.

Por ejemplo, Continental de Alimentos, S.A., la empresa ganadora, ofertó el atún con vegetales en Q15.90, mientras Tekasa,ofertó la misma marca de atún en Q14. Las papalinas de queso de 200 gramos, ambas de la misma marca fueron ofertadas por la empresa adjudicada en Q40 cada una, mientras la empresa que presentó su inconformidad la ofertó en Q24.

La Junta de Calificación descalificó a las cuatro empresas que ofertaron más bajo, con el argumento que no cumplieron con los requisitos fundamentales.

En su respuesta a la inconformidad presentada por Tekasa, la Junta de Calificación declaró improcedente el reclamo, argumentando que la empresa adjudicada ofertó “precios razonables, con lo que la Junta de Cotización hace constar que no existe sobrevaloración alguna (sic)”, señala.

Debe haber beneficio para el Estado

Manfredo Marroquín, experto en temas de transparencia, indica que los beneficios para los empleados por medio de los pactos colectivos como canastas navideñas son aceptables cuando haya un beneficio también para las instituciones. “Están bien los beneficios para los trabajadores, pero estos deben darse a cambio de mejoras a las instituciones como transparencia y evitar el contrabando”, agrega Marroquín.