Viernes 18 DE Septiembre DE 2020
Nación

Congreso crea mecanismo para contratos temporales

La Junta Directiva congela las plazas permanentes pero contrata personal temporal. La medida aumenta el gasto en Q35.5 millones.

Fecha de publicación: 10-12-19
Por: Enrique García

En 2016, el entonces presidente del Congreso, Mario Taracena, reveló uno de los secretos mejor guardado por este organismo: el listado de trabajadores. Ese mismo año, el diputado decidió también congelar las plazas presupuestadas, pero la medida en lugar de disminuir el número de trabajadores, logró todo lo contrario.

Los directivos crearon un mecanismo para optar a nuevas plazas por medio de convocatorias internas, externas y mixtas. De acuerdo con los datos de la página del Legislativo de 2018 a 2019 bajo la presidencia de Álvaro Arzú Escobar, se realizaron 30 llamamientos para optar a los puestos de profesionales, asistentes y jefes de las diferentes direcciones y unidades que conforman el Congreso.

Aunque el gasto en personal permanente se ha reducido en Q20 millones, la erogación en contratos 022 se ha elevado de Q109 millones registrados en 2018, a Q144.5 millones este año. Los contratados bajo ese renglón tienen todas las prestaciones, menos la opción a jubilarse.

La base legal en la que se sustentan los integrantes de la Junta Directiva es la Ley de Servicio Civil de este organismo, la Ley Orgánica del Organismo Legislativo así como los manuales de puestos y salarios. Dentro de dicho marco legal también existen otras normativas como “pequeños” manuales como el de Organización y otros diez existentes, el cual cada año se actualiza y crea nuevos puestos.

Los casos más evidentes son puestos de subdirectores y jefes de áreas para diferentes cargos administrativos, en donde los salarios van desde los Q18 a Q28 mil mensuales. Además, aunque se realizan convocatorias internas para que se postulen a las plazas permanentes, los que tienen mayor posibilidad de llenar los requisitos y de ganar una plaza 011 (presupuestado) son los directores que están bajo el renglón 022 (contrato anual).

Cada diputado tiene derecho a contratar a tres trabajadores, según la Ley interna del Congreso. Pero para justificar más de tres contrataciones, los legisladores buscan que sus recomendados sean asignados a diferentes unidades de dicho organismo. Un ejemplo de esto es que en febrero la nómina de trabajadores 022 era de 549, la misma creció a 838 en ocho meses.

“La cantidad de puestos administrativos vacantes a la fecha depende de la actualización y validación de los distintos manuales de organización de las direcciones que conforman el Legislativo”, respondió la unidad de Comunicación de este organismo al referirse que las plazas son convocadas de acuerdo con las necesidades que surjan.

Un puesto alternado

El Artículo 36 de la Ley de Servicio Civil del Legislativo establece que la ocupación temporal de una vacante no excederá de seis meses. Desde hace dos años la Dirección General del Congreso se mantiene vacante. Pero eso no ha sido un problema para que funcione, ya que hay dos personas que se mantienen como directores interinos y que se intercambian el puesto cada seis meses.

Se trata de Gerardo López y Mario Flores, el primero es llamado encargado del Despacho de la Subdirección General y el segundo, el subdirector. Al terminar el semestre, López pasa a ser subdirector y Flores se queda como encargado del Despacho.

Las funciones que ejercen ambos cada vez que llegan al cargo son: representación legal en la suscripción de contratos, coordinar las demás direcciones del Congreso, aprobar los procesos de contratación de bienes y servicios, atender los requerimientos de la Contraloría así como todas las funciones que le asigne la Directiva.

Para el Congreso tanto López como Flores, cuentan con la experiencia necesaria para desempeñarse en el cargo, pero cuando se realizó la convocatoria para la Dirección General ninguno cumplió con los requisitos del puesto.

plazas Congeladas

Karina Paz participó en las elecciones 2015 como candidata a diputada de la UNE pero no logró la curul; entonces se le otorgó una plaza 011 como Directora de la Unidad de Acceso a la Información. En marzo de 2017 fue juramentada como legisladora en sustitución de César Fajardo, desde entonces, Paz mantiene congelada la plaza. Para solventar ese problema, el Congreso realiza una contratación 022 para ocupar ese puesto, contrato que es renovado cada seis meses.

En la misma situación están otros dos diputados de la UNE, quienes ganaron su reelección en junio pasado, Lesly Valenzuela y Felipe Cal Lem, y mantienen congelada la plaza 011.