Jueves 24 DE Septiembre DE 2020
Nación

Guatemalteco reacciona ante sentencia contra el expatrullero que lo atropelló

Matthew Bowen, el exagente de la Patrulla Fronteriza de EE. UU fue condenado a tres años de libertad condicional por arrollar intencionalmente al guatemalteco Antolín Rolando López Aguilar.

Fecha de publicación: 26-11-19
Antolín Rolando López Aguilar, permaneció en EE. UU, luego de ser atropellado por un agente de la Patrulla Fronteriza.
Por: Redacción / Con información de Hugo Barrios.

“Me siento contento por la noticia que me dieron. Me dicen que se ganó el caso”, dijo Antolín Rolando López Aguilar en una conversación vía telefónica, días después de que una corte estadounidense condenó al expatrullero que lo atropelló.

El 3 de diciembre de 2017, López Aguilar fue arrollado deliberadamente por Matthew Bowen, un exagente de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. El incidente ocurrió en  Nogales, Arizona cuando el guatemalteco intentaba cruzar la frontera de forma irregular.

Bowen fue sentenciado el miércoles pasado a tres años de libertad condicional tras declararse culpable de uso excesivo e intencional de la fuerza y de mentir a autoridades federales, consiguiendo una reducción de la condena.

Documentos de la corte revelaron que Bowen envió mensajes de texto en los que expresó su repudio a los migrantes, refiriéndose a ellos como “salvajes e “infrahumanos”.

Luego de casi dos años desde del incidente, López Aguilar, todavía sufre dolores corporales derivado del golpe que sufrió. “Tengo dolor cuando trabajo. Me duele mucho la espalda y a veces no duermo bien por el dolor”, indicó.

López Aguilar, quien permanece en EE. UU, espera obtener un permiso para quedarse. “Estoy esperando noticias de mi abogada ya que existe una gran posibilidad que me den mis papeles para poder seguir aquí”, señaló.

Antolín viajó como indocumentado ante las necesidades económicas y la falta de oportunidades laborales en su comunidad para poder ayudar a sus hermanos y a su madre.

Familia de San Marcos

 

En una vivienda construida de adobe encontramos a Dominga Jacinta Aguilar,  la madre de Antolín López Aguilar.

La aldea donde creció Antolín, junto a seis hermanos, se encuentra a 45 minutos  de la cabecera municipal de San Miguel Ixtahuacán,  San Marcos.

“Mi hijo se fue con la intensión de salir adelante y ayudarnos. Pero jamás nos imaginamos que fuera a recibir esos tratos por parte de los policías”,  dijo Aguilar ante la situación que tuvo que enfrentar su hijo menor.

“Hoy con esta noticia, nos sentimos alegres porque sé que Dios es justo y sabe que él se fue por darnos una vida mejor como familia” agregó doña Jacinta.

Etiquetas: