Jueves 12 DE Diciembre DE 2019
Nación

Alteración de escena mantuvo en la impunidad caso Véliz Franco

El crimen fue cometido hace 18 años en Guatemala.

Fecha de publicación: 15-11-19
Jorge Mario Ortiz Maquis y Gustavo Bolaños Acevedo enfrentarán juicio por la muerte de Isabel Véliz.
Por: Evelyn Boche

El asesinato de Isabel Véliz Franco gira en torno a dos situaciones que aún prevalecen en el país: las deficiencias en la investigación policial y la estigmatización de las víctimas.

El Juzgado de Mayor Riesgo A abrió juicio contra dos personas vinculadas al crimen, una de ellas es el policía jubilado Jorge Mario Ortiz Maquis por el delito de asesinato en grado de complicidad y obstaculización de la acción penal. El fiscal Jorge García Mazariegos explicó que Ortiz Maquis es señalado por alterar la escena del crimen, omitir datos y dar declaraciones falsas que lograron impunidad a favor del presunto asesino, Gustavo Adolfo Bolaños Acevedo.

Corría 2001 y Bolaños tenía 39 años, era un comerciante adinerado de la capital que, según las pesquisas, acosaba a María Isabel, de 15 años. Una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) condenó al Estado de Guatemala por las deficiencias en el esclarecimiento del crimen, particularmente por el sesgo discriminatorio de los investigadores. La madre de María Isabel, Rosa Franco, ha relatado que uno de los investigadores le insinuó que ella y su hija ejercían la prostitución.

Ortiz era oficial III de PNC, jefe de la estación en Peronia, Mixco. El cuerpo fue movido y se llevaron evidencia, lo que da lugar a pensar que con eso se lograba la impunidad del autor del caso, dijo García.

La muerte de María Isabel se convirtió en un caso paradigmático, ya que su madre buscó justicia ante la Corte IDH, lo cual derivó en que el Estado creara la Alerta Isabel-Claudina, para la búsqueda de mujeres desaparecidas.

Persisten falencias

El proceso contra los agresores de Véliz Franco es significativo para todas las familias de víctimas de femicidio que siguen en la impunidad, de acuerdo con Giovanna Lemus del Grupo Guatemalteco de Mujeres (GGM).

Aún persisten falencias en las investigaciones, añade Lemus, entre ellas la estigmatización de las víctimas. En los juzgados como en la sociedad, se observa el odio hacia las mujeres y la notable diferenciación en el trato hacia hombres y mujeres, señala la querellante en el caso.

11 mil muertes de mujeres se han registrado desde el año 2000 a la fecha, según GGM.

Etiquetas: