Martes 15 DE Octubre DE 2019
Nación

“El infarto cerebral ocurre a cualquier edad”

Felipe de los Ríos tiene 39 años, es neurólogo vascular y director del Centro Integral para accidentes cerebrovasculares, además, integra el Baptist Health South Florida, en Estados Unidos. El médico peruano aseguró que una de cada seis personas tendrá un accidente cerebrovascular a lo largo de su vida, aunque, en los últimos años, los tratamientos para combatir estas enfermedades han tenido “una revolución” y en un 80 por ciento son prevenibles, explicó.

Fecha de publicación: 22-09-19
Felipe de los Ríos, director del Centro Integral para Accidentes Cerebrovasculares
Por: Katerin Chumil

¿Cómo nos damos cuenta que tenemos estos accidentes? 

– Todos estamos bien familiarizados con el paro cardíaco porque lo vemos en películas, la persona tiene dolor de pecho, se queja, cae al piso y en fin. Pero no es tan así con el Stroke, porque se experimenta la pérdida de una función cuando no le llega sangre a una parte del cerebro. Es como cuando se está dormido, se levanta y el brazo sigue adormecido. Ocurre de forma repentina y súbitamente. Usualmente nos damos cuenta cuando es un lado de la cara, de un brazo, de una pierna y todo le pesa. Es ese tipo de sensación, además, la pérdida de visión y de equilibrio.

¿A quién le ocurre el infarto cerebral?

– Ocurre a cualquier edad. Puede ocurrir en niños, en bebés, en adultos mayores y jóvenes y a lo largo de toda la vida. Pero nos empezamos a preocupar más en personas mayores de 50 años.

¿Cómo se pueden prevenir las enfermedades cerebrovasculares?

– Las enfermedades cerebrovasculares ocurren como un envejecimiento en el sistema de las arterias y cuando se tapan o dañan. La sangre no puede fluir a través de ellas y es cuando se produce el infarto cerebral. Sabemos que existen varias cosas que aceleran el envejecimiento de las arterias, por ejemplo: el consumo de tabaco, el alcohol en exceso, el aumento del colesterol, de los triglicéridos, la diabetes, la hipertensión que es factor número uno, la presión alta no controlada y la falta de ejercicio. Si uno se enfoca en todo lo anterior, especialmente cuando está en mediana edad, se puede mantener su sistema vascular sano más tiempo y la posibilidad de tener esas enfermedades disminuye de forma significativa.

¿Cuáles son los tratamientos que existen para combatir las enfermedades cardiovasculares?

– Existen tratamientos de forma aguda, que se funden en la vena para destruir coágulos, muy similar a los medicamentos que se usan para el corazón y lo mejor de todo es que ese medicamento está disponible en las farmacias de Guatemala. Hay otro tratamiento y es el que ingresamos por la arteria y con dispositivos aspiramos o capturamos el coágulo y lo sacamos. 

¿Cuáles son los daños que tienen los pacientes si no se trata a tiempo?

– El daño depende de la arteria afectada, pero va desde problemas de equilibrio, de vista, e incluso se puede quedar ciego o paralítico totalmente. Además, no podrá mover de un lado el cuerpo o puede fallecer. Todos nos vamos a morir de algo y esta es la segunda enfermedad más común por las que se mueren las personas. Pero el problema no es morir, muchas personas sobreviven al Stroke pero quedan dañadas de forma irreversible. 

¿Cuáles son los desafíos que tienen para que las comunidades puedan acceder a estos servicios? 

– El principal desafío es hacer conciencia de que las enfermedades cardiovasculares son comunes, tratables y prevenibles. Además, es romper un poco el paradigma establecido en la comunidad médica y no médica, que es algo que sucede mientras se va envejeciendo.