Miércoles 13 DE Noviembre DE 2019
Nación

“Guatemala ya no solo se paso de drogas, ahora es productor de cocaína”

La ubicación de laboratorios y plantaciones de hoja de coca, hacen pensar al gobierno que la droga ya se produce en el país.

Fecha de publicación: 19-09-19
Las autoridades localizaron un narcolaboratorio y plantas de coca en El Estor, Izabal, el lunes pasado
Por: Redacción* elPeriódico

El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, denunció que el país ha dejado de ser solo un punto de tránsito y trasiego de droga para convertirse en un “productor de cocaína”.

“Guatemala se convierte ahora en un productor de cocaína, que ya pone al país en una situación con respecto a la seguridad regional totalmente distinta”, dijo el funcionario tras la reunión de Gabinete de Gobierno.

El Ministro hizo esta valoración después de que las autoridades localizaran laboratorios y plantaciones de hoja de coca en algunos municipios donde está declarado el Estado de Sitio desde el 4 de septiembre.

El gobierno tomó la determinación de implementar la medida en 22 municipios, después de que una brigada de la Marina supuestamente fuera emboscada por un grupo armado, dejando tres militares muertos, cinco heridos y uno ileso.

Debido a esta nueva conclusión, el Ministro ha anunciado que están trabajando “una estrategia muy fuerte” con autoridades antinarcóticas de Estados Unidos porque, reiteró, “el escenario ya es totalmente diferente”.

Además, recordó que los cinco helicópteros que llegaron este martes, después del mantenimiento que les practicaron en Estados Unidos, les permitirá seguir en esa línea y advirtió que estarán volando “de día y de noche” por diferentes puntos del país para combatir a estos grupos.

Se incrementa la corrupción y la criminalidad

De acuerdo con el analista afiliado de la Red de Investigadores Sociales (Insumisos) con sede en México, David Martínez Amador, la apreciación de Degenhart es correcta y agrega que ese escenario de producción de cocaína no solo se limita a Guatemala sino al Triángulo Norte centroamericano.

Martínez señala que durante la primera década del siglo XXI la guerra entre carteles de la droga hizo que el trasiego fuera más difícil, por lo que la mercancía fue embodegada en los países de paso y una década después se genera el escenario donde el país ya no solo es un lugar de paso, sino de almacenamiento y consumo.

Esto da paso a la fabricación de drogas sintéticas que son fáciles de elaborar con precursores igualmente fáciles de conseguir y por esto se instalan narcolaboratorios en zonas selváticas de acceso complicado y puntos fronterizos ciegos.

“En un país donde hay elaboración de drogas, la corrupción es mayor, ya que la estructura de mercado genera mayores aliados con las autoridades locales o municipales. Se pinta un escenario donde la región es  un paraíso perfecto para el negocio”, subraya.

Para el exministro de Gobernación Francisco Rivas, el narcotráfico está “reacomodándose a nivel regional”, principalmente en las regiones de mayor pobreza en donde la ausencia del Estado pega fuerte y es allí donde el narcotráfico coopta las comunidades.

“A nivel regional las alarmas se encienden porque ya con estos hallazgos se confirma la producción de cocaína en Guatemala y probablemente en otros países cercanos a Estados Unidos”, apuntó.

A su juicio, los riesgos serán mayores, por lo que se debe retomar la política regional de combate hacia el narcotráfico, la cual se dejó de coordinar por la falta de comunicación entre las autoridades del Triángulo Norte y México.

Las cifras

El Triángulo Norte centroamericano conformado por Guatemala, El Salvador y Honduras, es considerado una de las zonas más pobres y violentas del mundo, tanto por el aumento del narcotráfico y la presencia de aliados de los carteles mexicanos, como por la debilidad de las instituciones estatales y el accionar de las pandillas.

Durante 2017, el 90 por ciento de la cocaína que llegó al mercado de Estados Unidos, el mayor consumidor de esta droga en el mundo, pasó por el corredor centroamericano, según el informe anual del Gobierno estadounidense sobre narcotráfico en el mundo.

En los últimos tres años, de acuerdo con las estadísticas oficiales de Guatemala, se realizaron incautaciones récord de esta droga, llegando en 2016 a los 12 mil 818 kilos; un año después a los 13 mil 659 kilos y en 2018 a los 16 mil 829.

*Con información de Agencias.