Viernes 18 DE Octubre DE 2019
Nación

Censo difiere con cifras proyectadas por el INE

La población censada es menor a las estimaciones de población prevista por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Fecha de publicación: 18-09-19
Por: GELDI MUÑOZ PALALA / CINDY ESPINA / elPeriódico

La población censada en 2018 alcanzó los 14 millones 901 mil personas 286, según el XII Censo Nacional de Población y VII de Vivienda, presentado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las cifras difieren con las proyecciones realizadas con base en el Censo 2002, en el que se estableció que el número de habitantes en el país era de 11.2 millones. Al tomar como base la cifra, en 2018 el número de pobladores ascendió a 17.3 millones y en 2019 a 17.6 millones.

En la presentación, realizada en el Teatro Nacional, el gerente del INE, Néstor Mauricio Guerra, explicó que aún no hay proyecciones de población actualizadas y que estima que el dato estará listo en enero de 2020.

Según el informe, en 68 años, desde el censo de 1950, la población del país aumentó en 12 millones 110 mil 418 personas, donde el mayor crecimiento se detectó de 1994 a 2002 con una tasa de crecimiento intercensal de 3.5 por ciento. En el último periodo intercensal, de 2002 a 2018, la tasa de crecimiento anual se redujo a 1.8 por ciento.

JUSTIFICACIÓN

El gerente del INE dijo que las proyecciones de población se hacen con un censo, y la última vez que se hicieron fue en 2002. “En Guatemala se observa una reducción significativa de la fecundidad, diferente a como se planteó en 2002 que fue el origen de dichas proyecciones”, agregó.

Guerra refirió que nunca se logra censar al cien por ciento de la población. Hubo lugares donde no se encontró a la gente o no quisieron dar información. No se atrevió a dar el dato de la cantidad sin censar.

Pablo Salazar, de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA-Lacro), refirió que el proceso de conciliación va a tener diferentes etapas. Aclaró que esta es la primera etapa. Citó que en Chile se terminó el censo en 2017 y en 2018 se presentaron las proyecciones poblacionales.

Guiomar Bay, oficial del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Celade/Cepal), agregó que si se hubieran presentando al mismo tiempo las proyecciones y el censo, se hubieran tardado seis meses más en revelar los resultados.

“El proceso de estimado de producción de población es bastante laborioso y demorado. Vamos a hacer un esfuerzo para tener esa información en enero”, dijo.

Respecto a los datos del Registro Nacional de las Personas (Renap) que hasta ayer reportó 20.2 millones de personas inscritas sin defunción asociada, Guerra refirió que no se pueden comparar estadísticamente los datos.

Salazar añadió que en América Latina no se ha logrado el reto de tener el 90 por ciento de nacimientos registrados y el 80 por ciento de defunciones registradas, lo cual genera brechas en los registros administrativos que no son estadísticos.

El dato actualizado de las proyecciones de población estará listo hasta enero de 2020.

ERRORES

El economista Carlos Martínez explicó que cuando se realiza un censo hay una parte de la población que queda fuera, la cual debe ser mínima. Comentó que junto con tres colegas coinciden en que ese dato de 14.9 millones de personas censadas genera mucha incertidumbre.

Además, considera que hubo errores sensibles. Entre estos, la mala contratación de una directora del censo que renunció tres meses después (Ekaterina Padilla). Luego se nombró como subdirectora de Temática y Análisis Censal a una pedagoga sin suficiente conocimiento estadístico (Claudia Monterroso). También hubo problemas con el software que no permitía la corrección de errores.

El consultor del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), David Casasola, refirió que si se quiere entrar de fondo a los datos es necesario un proceso más robusto, de lo contrario puede caerse en especular o rumores. Esto requiere una revisión técnica profunda, dijo, que debería ser una de los primeros pasos del gobierno electo.

El proceso del censo comenzó en junio de 2016 con la planificación, movilización de recursos y actualización cartográfica, para el cual el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) ha brindado la asistencia técnica.

DISTRIBUCIÓN DEPARTAMENTO

El Progreso 176,632
Zacapa 245,374
Baja Verapaz 299, 476
Retalhuleu 326,828
Sacatepéquez 330,469
Jalapa 342,923
Santa Rosa 396,607
Izabal 408,688
Chiquimula 415,063
Totonicapán 418,569
Sololá 421,583
Jutiapa 488,395
Petén 545,600
Suchitepéquez 554,695
Chimaltenango 615,776
Escuintla 733,181
Quetzaltenango 799,101
Quiché 949,261
San Marcos 1,032,277
Huehuetenango 1,170,669
Alta Verapaz 1,215,038
Guatemala 3,015,081
Total país 14,901,286

“Creo que estamos más o menos cercanos al caos de Chile, que hace años tuvo que anular el censo porque los datos no fueron confiables”.

Carlos Martínez, economista.

“Cuando se hacen las proyecciones hay que revisar casi todas los indicadores”.

Guiomar Bay, oficial del Celade/Cepal.