Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Nación

“Pedimos que ya no sigan atacando la aldea”, Alcalde de Semuy II

Los comunitarios no se oponen al Estado de Sitio ni a las capturas de quienes resulten responsables, pero no están de acuerdo con que se acuse a inocentes.

 

Fecha de publicación: 10-09-19
Los integrantes del Ejército realizan recorridos por la comunidad que carece de energía eléctrica y de señal de teléfono.
Por: FERDY MONTEPEQUE elPeriódico

En la comunidad Semuy II, El Estor, Izabal, se respira tensión. En el pizarrón de la escuela quedó escrita la fecha del 3 de septiembre, cuando tres soldados del Ejército fallecieron durante un enfrentamiento. El centro está abandonado y los niños no reciben clases desde la semana pasada. Mientras tanto, el Ejército instaló un campamento en la comunidad, cuya base de operaciones es la iglesia evangélica. Los castrenses cuentan con un mapa en el que tienen identificadas ocho comunidades de la zona sur de El Estor, cerca de la cual aseguran existen pistas clandestinas utilizadas por grupos ligados al narcotráfico.

Para llegar a Semuy II se debe recorrer un camino de terracería por el que solo transitan vehículos de doble tracción. Son dos horas de camino desde la aldea Mariscos, Los Amates, el lugar más poblado antes de llegar a la comunidad ahora tomada por el Ejército. En el camino hay fincas ganaderas, se observan algunas casas construidas de madera y láminas. Pero lo que más abunda en el sector son plantaciones de palma africana.

Al llegar a la aldea solo se observa a los soldados patrullar la zona. No hay energía eléctrica y casi nula señal de Internet. Los pobladores caminan sigilosos y miran de reojo a los extraños. La mayoría solo habla q’eqchi’ y quienes dominan el español se refieren a la muerte de los militares como “eso que pasó”. Hablan poco del tema. Domingo Mucú Seb, alcalde comunitario de la aldea, dice que muchos tienen miedo y se sienten atacados porque familiares les han contado que se han difundido las fotografías de varios habitantes de Semuy II como los presuntos responsables de la muerte de los tres soldados.

Mucú habla poco español, así que un vecino le traduce. El Alcalde habla sereno y dice que no sabe quiénes son los responsables del asesinato y que si lo supiera ya lo habría contado a las autoridades. Pero también es enfático en pedirle al presidente Jimmy Morales que no ataquen a su comunidad:

“Si no hubiera pasado esto (la muerte de los militares), nunca habrían venido las autoridades del Estado a conocer que somos una comunidad muy abandonada. Solicitamos al Presidente que ya no sigan atacando la aldea con esos nombres, y que digan que aquí hay plantaciones de algo, o que estamos contra la ley. Que ya no sigan intimidando a la población”, señala.

 

Domingo Mucú Seb, alcalde comunitario de Semuy II.

NO SE OPONEN AL ESTADO DE SITIO

Mucú dice que no se oponen al Estado de Sitio en la región y tampoco a que se capture a quienes sean considerados responsables del hecho. Sin embargo, no está de acuerdo con que se señalen a inocentes.

Las autoridades informaron el fin de semana que habían destruido 1,000 plantas de marihuana en las primeras etapas de cultivo, en la comunidad Semuy II. Sin embargo, dicha plantación se encuentra lejos del poblado y los comunitarios niegan que se dediquen a siembras de ese tipo. Los aldeanos aseguran que con el apoyo de oenegés y una empresa privada han logrado desarrollar proyectos como la siembra de cacao, cardamomo y maíz para el consumo y venta.

Mientras el ambiente en Semuy II se mantiene tenso, los investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ministerio Público (MP) recorren los lugares donde supuestamente ocurrieron los hechos que el pasado 3 de septiembre provocaron la muerte de tres militares. En los árboles y en las paredes de la escuela hay rastros de las esquirlas provocadas por los disparos realizados, según algunos militares, el día de la muerte de los soldados.

El Alcalde comunitario sostiene que él no presenció los hechos. Pero recuerda que un grupo de mujeres que lo fue a buscar le aseguró que quienes habían disparado primero fueron los soldados, quienes supuestamente buscaban pistas clandestinas. La versión de los militares es que ellos fueron emboscados por un grupo de pobladores que estaba armado con escopetas, machetes y palos, y que fueron los pobladores los que atacaron.

Los militares indican que iban en busca de una pista clandestina, sin embargo, la única área plana donde puede aterrizar una aeronave cerca de Semuy II, es un pequeño campo de fútbol en el centro de la comunidad.

La única área plana en donde podría aterrizar una aeronave es un pequeño campo de fútbol de la comunidad.

Prohibido enfermarse

Un cuarto rústico de madera y láminas es el puesto de salud de la comunidad. Sin embargo, está cerrado. Siempre lo ha estado, dice Juana Pop, una mujer de 57 años, que cuenta cómo es vivir en Semuy II. El puesto de salud no tiene medicinas y el lugar más cercano donde un enfermo puede ser atendido está a más de dos horas de camino. Si hay una emergencia, lo más inmediato es acudir al hospital de La Tinta, Alta Verapaz. En ese hospital se recuperan dos comunitarios quienes resultaron heridos el día que fallecieron los soldados.

49

pistas clandestinas se han identificado en el área, dice el Ministro de la Defensa.

¿Qué grupos del narco operan en el lugar?

El ministro de la Defensa Nacional, Luis Miguel Ralda Moreno, justifica que el Estado de Sitio en 22 municipios del nororiente de Guatemala es debido a causas del narcotráfico en la zona. Sin embargo, se niega a nombrar quiénes son los miembros responsables del crimen organizado que controlan la zona.

El Ministro solo dijo que son “varios” los que operan, pero que “por seguridad” no puede decir quiénes son estos narcotraficantes y a qué organización pertenecen.

El Ministro señala que se ha movilizado a 2 mil soldados.

Ralda Moreno indicó que el objetivo principal del Estado de Sitio es eliminar las 49 pistas clandestinas del área, en donde han contabilizado el aterrizaje de 60 aeronaves durante este año. Según el Ministro, también pretende llevar “la paz y la estabilidad a la zona”, ya que además del problema que ocasionan estas pistas de aterrizaje ilícitas, los pobladores de esos municipios también han sido víctimas de secuestro y extorsión. El funcionario no especificó si estos delitos están vinculados al narcotráfico.

El Ministro de la Defensa informó que aproximadamente 2 mil elementos del Ejército fueron movilizados a los 22 municipios bajo Estado de Sitio. Entre los hallazgos que estos operativos generaron en Semuy II, se encuentra la ubicación de dos granadas de fragmentación, cuatro escopetas calibre 12, un fusil AR-15, 138 cartuchos de escopeta y 128 municiones.