Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Nación

Aifán recusa a comisionado de postulación

Uno de los comisionados denunció a la jueza cuando era abogado defensor y después la sancionó administrativamente desde el Tribunal de Honor.

Fecha de publicación: 07-09-19
Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt

La jueza de Mayor Riesgo D, Erika Aifán, interpuso una recusación con la que busca separar al comisionado de Romeo Monterrosa Orellana, integrante de la Comisión Postuladora –electo como representante del Instituto de Magistrados de la Corte de Apelaciones-.

Aifán alega que existe una enemistad grave con el comisionado que se caracterizaba por ejercer la defensa de sindicados en procesos de narcotráfico. La jueza consideró que Monterrosa no podía integrar la comisión porque en reiteradas ocasiones fue denunciada por el abogado.

Además, Monterrosa cuando integraba el Tribunal de Honor, emitió una sanción en contra de Aifán –cuando era la titular del Juzgado de Instancia de Jutiapa-, y en el actual proceso de postulación al que se encuentra sometida la jueza fue rechazado su expediente por un detalle técnico al omitir la palabra “sindical” en un acta.

“La omisión de la referida palabra no afecta el cumplimiento de los requisitos legales y los exigidos en la convocatoria del proceso de selección para optar al cargo de Magistrado de Corte Suprema de Justicia y carece de objetividad y proporcionalidad al excluir una jueza de carrera judicial”, dijo Aifán durante la presentación de sus pruebas de descargo.

El último jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, señaló que “Debe examinarse la idoneidad de los comisionados que escogerán los candidatos a las cortes de Guatemala. ¿Es aceptable que un abogado de narcotraficantes seleccione los candidatos a las cortes? Todos tienen derecho a la defensa, pero no cualquier abogado puede seleccionar magistrados”.

Excluyen a Gálvez

La Comisión retiró al juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, del proceso de elección a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) porque consideraron que existieron errores que no fueron subsanados en el notariado de las actas que presentó como pruebas de descargo.

Los comisionados no aceptaron las pruebas por la falta de numeración, sello y firma en la legalización de su Documento Personal de Identificación (DPI) en el expediente.

Gálvez fue reconocido por su labor como juez durante el proceso en contra del expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicemandataria Roxana Baldetti, por su involucramiento en el caso de defraudación aduanera desde La Línea, y otros casos de alto impacto.