Martes 22 DE Septiembre DE 2020
Nación

Jafeth Cabrera es tildado de “mentiroso” por comuneros de Laguna Larga, Petén

Líderes desmienten al Vicepresidente quien aseguró que ellos no aceptaron Q25 millones destinados a solucionar su situación de vivienda, por lo cual ese dinero será ahora para los quetzaltecos de Cajolá.

Fecha de publicación: 23-08-19
Por: Luisa Paredes / elPeriódico

Representantes de Laguna Larga que en el 2017 fueron desplazados de San Andrés, Petén, por el Ejército y la Policía, rechazaron las declaraciones del vicepresidente Jafeth Cabrera quien habría expresado que ellos no aceptaron Q25 millones asignados para resolver su situación habitacional.

Los dirigentes de la comunidad se encuentran desde esta mañana frente a la Casa Presidencial para exigir, de nuevo, que el Estado les solucione la crisis en que han permanecido centenares de familias campesinas, ya que a raíz de su desalojo hace 2 años vive en champas en un sector fronterizo con México.

Dichos recursos supuestamente serán destinados ahora para atender las solicitudes de tierras por parte de habitantes de Cajolá, Quetzaltenango, que firmaron está semana un acuerdo con la Vicepresidencia para comprar una finca en Q70 millones aproximadamente.

Acompañados de los abogados Ramón Cadena, de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y Edgar Pérez, del Bufete Jurídico de Derechos Humanos, miembros de Laguna Larga llegaron hoy frente a la residencia presidencial donde una fuerza policial les impidió intentar el ingreso al inmueble.

Foto: Walter Peña

Pretendían entregar un memorial a Jafeth Cabrera con detalle de la disposición de la comunidad para negociar con el gobierno y describe las precariedades que enfrenta su gente en el campamento actual. De acuerdo con Pérez, ocho personas murieron por la situación insalubre en que todos viven.

Al menos 450 personas habitan en champas en la zona fronteriza sin agua potable, energía ni servicios básicos. Tienen medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que pidió al Estado garantizarles un alojamiento en condiciones de seguridad y salubridad.

Al momento de esta publicación un delegado de la Comisión Presidencial de Diálogo (CPD) se disponía a recibir a los dirigentes comunitarios.