Viernes 18 DE Septiembre DE 2020
Nación

Exfuncionarios del TSE son sindicados de alterar datos de sistema informático

El exdirector de Informática Gustavo Castillo manifestó ayer que todas sus acciones fueron del conocimiento de los magistrados del TSE, contra quienes no se descarta solicitar antejuicios.

 

Fecha de publicación: 08-08-19
Gustavo Castillo (izquierda) y Benny Román, director y subdirector de Informática, fueron capturados ayer.
Por: FERDY MONTEPEQUE elPeriódico

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) tardó tres días en darse cuenta del error informático que alteraba algunos de los resultados preliminares de la primera vuelta de las Elecciones Generales, publicados en su página electrónica. El miércoles 19 de junio, el entonces director de Informática Gustavo Castillo y el subdirector Benny Román ordenaron que el error fuera “subsanado”; sin embargo, a criterio del Ministerio Público (MP) con este acto los funcionarios incurrieron en un delito informático, por lo que fueron capturados ayer.

Aunque los datos del sistema electrónico no son oficiales ni vinculantes para adjudicar cargos de elección popular, el fiscal de Delitos Electorales del MP, Rafael Curruchiche, indicó que Castillo y Román incurrieron en incumplimiento de deberes porque no previeron que debían habilitar el sistema para 27 partidos políticos en contienda y evitar que a partir de la casilla 21 los registros de los votos se empezaran a repetir.

También se les sindicará del delito de destrucción de registros informáticos, “no porque hayan destruido algo, sino porque alteraron o borraron datos del sistema electrónico”, indicó Curruchiche. El Código Penal refiere que, quien destruya, borre o de cualquier modo inutilice, altere o dañe registros informáticos será sancionado con prisión de seis meses a cuatro años y multa de Q2 mil a Q10 mil.

CAMBIO EN EL SISTEMA

El fiscal justificó la detención así: “Ellos (el TSE) se dieron cuenta el 19 de junio y lo subsanaron, pero el daño ya estaba hecho”. Agregó que se solicitaron las órdenes de captura al Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal basados en dos dictámenes emitidos por un perito del MP y un analista de la Contraloría General de Cuentas (CGC), los cuales señalan que los registros informáticos fueron alterados.

Castillo y Román fueron citados a declarar a la Fiscalía de Delitos Electorales, y en esta hubo señalamientos entre ellos, según Curruchiche, quien no supo explicar la cantidad de datos que fueron alterados porque esto se podrá establecer hasta que se cotejen las actas contra el sistema electrónico, indicó. “Un dato en concreto no lo tenemos, porque eso se va a establecer cuando hagamos la otra fase, cuando ya agarremos acta por acta”, dijo.

¿ANTEJUICIOS CONTRA MAGISTRADOS?

Castillo, quien será escuchado hoy en la audiencia de primera declaración, dijo ayer que no borraron ningún registro en el sistema, sino que este únicamente fue corregido. Agregó que todas sus acciones fueron del conocimiento del presidente del TSE, Julio Solórzano.

El fiscal Curruchiche dijo que la investigación continuará su curso y aunque de momento solo se pidieron dos órdenes de captura, no se descarta que podrían solicitar antejuicios contra los magistrados del Tribunal.

El TSE emitió un comunicado en el que la institución es “respetuosa” de la institucionalidad y Estado de Derecho y que se ha brindado toda la información requerida y que seguirá apoyando. Agregaron que el error de informática fue “técnicamente subsanado” para la segunda vuelta y que sobre este se realizará hoy un simulacro nacional.

“El fallo de programación registrado en la transmisión de resultados preliminares en las elecciones generales se circunscribió únicamente al sistema informático y no afectó en absoluto el resultado oficial y definitivo de las elecciones, que depende del escrutinio de las actas en papel”, indicó el Tribunal en el documento. El TSE señaló que el error de Informática afectó el 3.22 por ciento de las actas, es decir 3 mil 382 de las 10 mil 59 que fueron generadas en la primera vuelta.

Podrán fotografiar actas

El director del Instituto Electoral, Eddie Fernández, indicó que el TSE dispuso que, para la segunda vuelta electoral, los fiscales de los partidos Vamos y UNE podrán tomar fotografías a las actas finales de escrutinio (Actas #4) para poder fiscalizar la forma en que se registraron los votos. Los medios de comunicación y observadores también podrán presenciar el escrutinio. La generación de las actas finales fue cuestionada en la primera vuelta porque estas contenían errores en la sumatoria de votos y tachones.

“Ellos (el TSE) se dieron cuenta el 19 de junio y lo subsanaron, pero el daño estaba hecho”.

Rafael Curruchiche, fiscal.