Martes 22 DE Septiembre DE 2020
Nación

Durante redadas en Mississippi detienen a 391 inmigrantes guatemaltecos

Director del Servicio de Inmigración de Estados Unidos declara en Guatemala que continuarán los operativos para arrestar indocumentados.

Fecha de publicación: 08-08-19
Photo by HO / US Immigration and Customs Enforcement / AFP)
Por: Redacción / elPeriódico

Son hasta el momento 391 los chapines capturados en las pasadas horas durante redadas efectuadas en ciudades de Mississippi, ha confirmado en la propia Guatemala el director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, Matthew T. Albence.

En los operativos ejecutados en Morton, Carthage, Canton, Pelahatchie, Sebastopol y Bay Springs se detuvo a 680 indocumentados, de quienes casi la mitad es originaria de este país centroamericano, señaló en conferencia de prensa.

Esas acciones son efectuadas después de meses de investigación amparada por jueces de Migración y van a continuar, dijo. Además, reveló que se practican pruebas de ADN a los niños para determinar si son familiares de quienes les acompañan: los resultados revelan que en el 20 por ciento no lo son.

Asimismo, Albence refirió que han sido descubiertos casos en que mexicanos alquilan a menores por US$80 para que los inmigrantes obtengan el permiso de permanecer en la Unión Americana.

Redadas masivas

Las redadas en Mississippi se iniciaron el mismo día en que Donald Trump visitó El Paso, Texas, donde el sábado un pistolero mató a 22 personas, tras publicar en línea un “manifiesto” racista hablando de combatir la “invasión” de hispanos al país.

“Agentes Especiales ejecutaron órdenes de arresto administrativas y criminales que resultaron en la detención de cerca de 680 extranjeros ilegales”, dijo a la prensa Mike Hurst, fiscal del Distrito Sur del estado. “Tienen que respetar nuestras leyes, tienen que venir aquí legalmente o no venir para nada”, advirtió.

Las primeras imágenes de las redadas muestran a inmigrantes caminando hacia autobuses con las manos esposadas, algunos llevando todavía puesta la cofia de trabajo. Otros, que no fueron arrestados, saludaban con la mano hacia los buses que se iban; algunos enjugándose las lágrimas. Entre ellos había varios niños.