Jueves 14 DE Noviembre DE 2019
Nación

Congreso solicita antejuicio para tres magistrados de la CC por fallo contra las reformas a Ley de Reconciliación

El Legislativo considera ilegal e inconstitucional resolución del máximo tribunal del país.

Fecha de publicación: 24-07-19
Por: Katerin Chumil / elPeriódico

El Organismo Legislativo informó mediante un comunicado que hoy presentó una solicitud de antejuicio en contra de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC), Bonerge Mejía, Gloria Porras y José Francisco de Mata, por el fallo que dejó en suspenso la discusión de reformas a la Ley de Reconciliación Nacional.

“A criterio de la Comisión Permanente, este amparo erosiona los cimientos de la República de Guatemala al prohibirle al Congreso una de sus atribuciones constitucionales, legislar, inobservando flagrantemente uno de los pilares básicos de una democracia: la separación de poderes”, indicó.

Los delitos atribuidos a los juzgadores por violación a la Constitución, abuso de autoridad, resoluciones violatorias a la Carta Magna, prevaricato y usurpación de funciones.

Recientemente, la CC otorgó amparo a Paulina Ixpatá, Sergio Escobar y Pedrina López y ordenó suspender la discusión de reformas a la Ley de Reconciliación Nacional que buscaba una amnistía general a favor de responsables de crímenes de lesa humanidad.

La norma, planteada al Congreso por el diputado Fernando Linares Beltreanena, fue aprobada tras el fin de la guerra, mencionó hoy la AFP, y otorgó el perdón a militares y guerrilleros que no habían cometido ese tipo de delitos como genocidio, tortura y desaparición forzada.

Hasta la decisión de la Corte de Constitucionalidad, el proyecto de ley se encontraba en la recta final para su aprobación definitiva, pendiente de la votación del Congreso y por consiguiente de la firma del presidente Jimmy Morales.

Los tres jueces ya habían enfrentado en diciembre una denuncia por parte del presidente Jimmy Morales luego que el tribunal revirtió fallos del Ejecutivo contra una misión antimafias de la ONU. Sin embargo, fue rechazada por la justicia un mes después.