Jueves 12 DE Diciembre DE 2019
Nación

La migración deja de fluir entre Guatemala y México

EE. UU. y México firmaron un acuerdo para frenar la migración ilegal. Hoy, ambos países deben evaluar los resultados.

 

Fecha de publicación: 22-07-19
Un oficial de migración de México verifica los documentos de identificación de migrantes de Guatemala en la orilla del río Suchiate, el 20 de julio pasado.
Por: JEAN LUIS ARCE AFP

El vaivén de decenas de balsas que a cada minuto cruzan el río Suchiate, frontera entre México y Guatemala, se ha visto alterado desde hace tres semanas por la presencia de uniformados armados en la ribera mexicana.

Sus miradas y porte marcial contrastan con el aspecto sencillo de los pobladores de la zona, que usan el río para ir de un lado a otro de la frontera -a pesar de la nueva disposición oficial de hacerlo por el punto de control en el puente- cargando bolsas de mercado, o a lo más cajas de leche, galletas, huevos o cerveza, con lo que algunos comerciantes abastecen sus negocios.

Este tránsito ilegal ha sido la norma en esta frontera “porosa”, como la definen analistas, cruzada por mexicanos y guatemaltecos en balsas, hechas de madera y grandes neumáticos.

“Todo el tiempo ha sido el pase libre”, dice Norman Marín, guatemalteco de 34 años dedicado a importar automóviles desde EE. UU.. Marín había cruzado al lado mexicano, pero se aprestaba a volver al lado guatemalteco e ingresar, por orden de un agente migratorio, por el puente fronterizo Rodolfo Robles, paso oficial entre Tecún Umán y Ciudad Hidalgo. “Ni modo, tenemos que acatarlo”, dice.

El despliegue, que incluye la movilización de 6 mil soldados al sur de México fue la respuesta de las autoridades mexicanas a las exigencias de Donald Trump.

ACCESO RESTRINGIDO

Miembros de la Guardia Nacional, la Policía Federal y del Instituto Nacional de Migración (INM) están apostados en al menos nueve puntos del Suchiate, solicitando identificaciones a todos los que cruzan.

Si se detecta a ciudadanos sin papeles migratorios, el protocolo indica detenerlos y trasladarlos a la estación migratoria Siglo XXI de Tapachula donde son retenidos hasta concretar su deportación. La caída en el flujo de migrantes ha repercutido en la economía de la zona.

“En virtud de dichos avances, (el canciller mexicano) no considera necesario iniciar ningún tipo de negociación respecto a un acuerdo de Tercer País Seguro entre México y EE. UU.”.

Comunicado de la cancillería mexicana.