Sábado 17 DE Agosto DE 2019
Nación

El primo de Jimmy Morales relata cómo se lucró con la calamidad

Jorge Estévez es el colaborador eficaz que delató al exministro Villavicencio y la estructura que tomó por asalto al Ministerio de Salud.

 

Fecha de publicación: 18-07-19
Por: EVELYN BOCHE elPeriódico

 

Jorge Estuardo Estévez Cabrera, primo hermano del Presidente, es el colaborador eficaz que aporta las pistas de cómo la estructura liderada por el exministro Jorge Villavicencio, tomó por asalto el Ministerio de Salud entre 2012 y 2014.

Estévez fue asesor del Ministro de Salud, según la presentación del caso divulgada por el MP y la CICIG y aportó documentación, correos y comunicaciones que se tuvieron en su momento para la concertación de los negocios.

La información entregada por Estévez Cabrera fue corroborada por otros medios de investigación por la FECI y la CICIG, añade la presentación. El brazo derecho de Villavicencio en Salud es familiar del mandatario, de acuerdo con publicaciones de elPeriódico y es quien recomendó a Patricia Marroquín de Morales para obtener un contrato por servicios técnicos de instalación, mantenimiento, revisión y reparación de equipo de cómputo en el Ministerio de Salud en 2014.

El contrato, del 2 de enero al 31 de diciembre de 2014 por Q53 mil 854.84 establece que Marroquín debía rendirle cuentas a Breyner Godínez.

Breyner Osberto Godínez Peiró es una de las 84 personas que deben comparecer a la primera audiencia del caso, programada para el próximo 19 de julio. Ese día podría revelarse la declaración que Estévez rindió ante el Ministerio Público en calidad de colaborador eficaz.

Por su posición como asesor de Villavicencio, a Estévez le constan hechos que involucran al exministro como a su hija Saraí y a la pareja de ella, el exdiputado Luis Fernando Pérez. En mayo de 2012, la estructura identificó los 14 puestos altos e intermedios en los que necesitaban colocar personal de confianza para lograr sus propósitos.

En la presentación del MP y la CICIG se adelantan detalles que evidencian cómo se planificó la captación de sobornos a cambio de la adjudicación de obras, aprovechando el Estado de Calamidad que el gobierno de Otto Pérez Molina instauró tras el terremoto en San Marcos.

El Estado de Calamidad facultaba al Ministerio, por la emergencia, a pasar por alto los procesos de licitación y adjudicar la ejecución directamente a los proveedores. No había pasado una semana de la tragedia, cuando Pérez citó a un petit comité –Saraí, su prima Bianka Hernández, y Estévez– a la oficina de Saraí en zona 14.

 

Pérez fue diputado del FRG y luego como secretario general de dicho partido cambió el nombre a Partido Republicano Institucional del cual fue candidato presidencial en 2015.

“…Dijo que era el momento de aprovechar el Estado de Calamidad Pública en San Marcos, Retalhuleu Suchitepéquez, Quetzaltenango, Sololá, Quiché, Totonicapán y Huehuetenango… por lo que acordaron citar a Alex López, Carolina Prera y Roberto Guarán, para decirles que ellos querían que salieran beneficiadas las empresas que ellos propusieron y demás detalles de cada proyecto”, cita la declaración.

Esa misma semana, continúa el colaborador, “llega Roberto Dávila a quien conocía porque se lo había recomendado Juan de Dios Rodríguez –entonces secretario Privado de la Presidencia–. De hecho, ese día dijo que iba de parte “del jefe”, en referencia a Rodríguez.

“Me había hablado que se le apoyara a Roberto Dávila en todo lo que concerniera a proyectos, que era una persona de bastante experiencia”, recordó Estévez ante el MP.

Acerca de su encuentro con Dávila, Estévez relata: “me dijo que como había pasado el terremoto, que parecía que iban a decretar Estado de Calamidad, que yo le hablara a Saraí para que le diera entrada para participar en los proyectos de reconstrucción que iba a haber en esa área”.

Además, Dávila le expuso “que iba a haber un porcentaje de 10 por ciento para nosotros –refiriéndose a los involucrados en Salud– y que el otro 10 por ciento lo iban a agarrar Juan de Dios y él, porque las constructoras iba a dar un total de 20 por ciento de comisión a la hora de ser favorecidos”, continúa el relato.