Domingo 22 DE Septiembre DE 2019
Nación

Fiscalía señala a viceministro de haber ordenado asesinato del sindicalista de la Defensa Penal en 2012

Remberto Ruiz (Administrativo de Gobernación) es considerado autor intelectual del crimen a balazos contra Manuel Ramírez. MP cuenta con tres testigos protegidos en el caso.

Fecha de publicación: 16-07-19
Foto: JM Lam
Por: Tulio Juárez / Rony Ríos

Remberto Leonel Ruiz Barrientos, actual viceministro Administrativo de Gobernación, ha sido señalado este martes por la Fiscalía de Derechos Humanos ante la Jueza E de Mayor Riesgo, Eva Recinos, de ser el presunto autor intelectual del asesinato de Manuel de Jesús Ramírez, sindicalista del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP), cometido en la zona 18 el 1 de junio de 2012 –según la investigación- por el entonces jefe de seguridad de la entidad, Ronald Joaquín González.

Al dar lectura a las imputaciones, el Ministerio Público (MP) –que cuenta con tres testigos protegidos– afirmó que fue el exfuncionario quien participó en el asesinato al “ordenar” la eliminación física del dirigente laboral, quien lo había denunciado a él y cuatro personas más por amenazas al igual que a la magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Blanca Aída Stalling –suspendida de sus funciones por enfrentar otro proceso penal– y a otros directivos de la institución.

En la audiencia de primera declaración que hoy se desarrolla también participan

Fermín Iván Ortiz Maquín y Marvin René Donis Orellana sindicados del delito de conspiración para el asesinato. Los tres fueron capturados el viernes 5 de julio en curso durante allanamientos de la Policía Nacional Civil (PNC) en coordinación con el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Ramírez había evidenciado al grupo por anomalías en la conducción del IDPP.

El sindicalista incluso comunicó las irregularidades a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el propio Instituto de la Defensa Pública Penal que dirigía Stalling y quien pretendía “heredarle” el cargo a Ruiz, pero a raíz de las denuncias en contra y un informe de la CICIG sobre su nominación y antecedentes que le rodeaban, ya no pudo continuar y se frustró su nombramiento para el Instituto, todo lo cual –sostiene la Fiscalía– se constituyó en causas para cometer el crimen.