Domingo 20 DE Octubre DE 2019
Nación

TSE destituye al Director de Informática por anomalías

El nuevo jefe del Departamento dijo que aún no conoce las condiciones en las que se encuentra la Dirección ahora a su cargo.

 

Fecha de publicación: 12-07-19
Gustavo Castillo fue relevado del cargo luego que fiscales de partidos y diputados cuestionaron su trabajo.
Por: FERDY MONTEPEQUE elPeriódico

Tras las anomalías en el ingreso de datos a la página electrónica donde se registran las cifras preliminares de las Elecciones Generales, los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) decidieron “cambiar” al director de Informática Gustavo Castillo, y en su lugar fue confirmado en el puesto Benjamín Rosales Gómez, quien se desempeñaba en un puesto similar en una Unidad Sobre Medios de Comunicación y Estudios de Opinión del Tribunal.

El anuncio de la destitución de Castillo se conoció ayer durante la reunión semanal de los magistrados del TSE con los fiscales de los partidos políticos, lo cual generó críticas de parte de los representantes de las organizaciones por el “poco tiempo” que queda para la realización de la segunda vuelta presidencial que se desarrollará el domingo 11 de agosto.

Al ser consultado, el presidente del Tribunal Julio Solórzano dijo que el nombramiento de Rosales se debe únicamente a “un cambio” en la dirección del Departamento de Informática del órgano electoral y sostuvo que no se trataba de una destitución. La semana pasada tras una citación en el Congreso, Castillo negó que estuviera contemplando renunciar al cargo.

Rosales explicó que él fue el creador del Sistema de Distribución Igualitaria (Sidi) que utiliza la Unidad de Medios para asignar la pauta publicitaria a los partidos. El nuevo director es Ingeniero en Ciencias y Sistemas egresado de la Universidad de San Carlos, en donde impartió cátedras y administró sitios electrónicos de la Facultad de Ingeniería. Trabaja en el TSE desde 2012 como desarrollador de sistemas y administrador de la página electrónica.

Los cuestionamientos hacia Castillo se iniciaron días después de la primera vuelta electoral, cuando los integrantes de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) y fiscales de partidos políticos señalaron que los datos consignados en las actas de cierre de escrutinios no coincidían con los ingresados en la página electrónica del Tribunal. Además, existían errores aritméticos y los datos en las actas tampoco cuadraban con las sumatorias de las certificaciones entregadas a los fiscales.

El TSE admitió que los digitadores habían incurrido en “errores” al ingresar los datos a la plataforma electrónica.

DATOS SIGUEN VARIANDO

Aunque el TSE sostiene que los errores en la página electrónica ya fueron corregidos, las cifras consignadas siguen sin coincidir con los datos oficiales de la elección presidencial. Además, la cantidad de votos sigue variando en comparación con la semana anterior. Por ejemplo, el partido UNE registraba en la página 1,122,670 votos el pasado 2 de julio y ayer le aparecían 1,122,909. En tanto que Vamos tenía consignados 613,498 y ayer el sitio electrónico reflejaba 614,025 sufragios a favor de este.