Viernes 23 DE Agosto DE 2019
Nación

El poder local de las agrupaciones que van a segunda vuelta

El partido de la UNE se convierte en la primera fuerza municipal con 104 alcaldías versus los 29 que logró la agrupación Vamos.

Fecha de publicación: 29-06-19
Por: Enrique García elPeriódico

En Alta Verapaz –según los datos preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE)–, el partido de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) obtuvo 109 mil 502 votos para el binomio presidencial, pero solo logró la representación de tres de las 17 alcaldías con 12 mil 815 votos a favor. Pero en Quiché, la agrupación ganó 12 de las 21 corporaciones con un total de 63 mil 716 votos.

El mapa electoral posiciona a la UNE como la primera fuerza con 104 alcaldes. Los opositores que compitieron en los municipios reconocen que quienes fueron reelectos invirtieron recursos y suman a ello la estructura partidaria con que cuentan desde hace más de diez años.

El fenómeno es diferente para el partido Vamos. La fuerza municipal de la agrupación que lidera Alejandro Giammattei se concentra en el occidente del país (Quiché, San Marcos, Sololá y Totonicapán) con 54 mil 345 votos en total.

Vamos es el tercer poder a nivel municipal, con un total de 29 corporaciones, antes de él está el partido de la Unión del Cambio Nacional (UCN) que ganó 37 alcaldías. “Giammattei es un personaje conocido y a diferencia de los demás partidos tuvo tiempo de formar una estructura con un partido nuevo”, señala un operador político que omitió su nombre y que espera ser llamado a trabajar en el equipo de él, si logra la victoria en segunda vuelta.

Buscan la ANAM

La UNE tiene como uno de sus principales objetivos liderar la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), elección que se realizará a finales de enero del próximo año.

Voto cruzado

Gabriela Carrera, politóloga de la Universidad Rafael Landívar, refiere que aunque no es despreciable el número de corporaciones que ganó la UNE, se puede evidenciar en ciertas regiones que el voto fue distinto entre binomio presidencial y autoridades locales. Agrega que, de los partidos políticos, los uneístas son quienes cuentan con una mayor institucionalidad y organización territorial.

“El número que ganó implica un apoyo importante que puede traducirse en apoyo político como lo hizo la Anam con el actual presidente, Jimmy Morales”, agregó.

En el caso de Vamos dijo que el reducido número de alcaldes no le garantiza que puedan hacer alianzas con quienes quedaron en segundo lugar y darle un voto duro a su presidenciable.