Sábado 20 DE Julio DE 2019
Nación

Aumenta ingreso de aeronaves ilegales en el territorio nacional

Los aterrizajes de avionetas en pistas clandestinas se reportan en Petén, Retalhuleu, Alta Verapaz, Quiché y Escuintla.

 

Fecha de publicación: 27-06-19
En dos de los hallazgos, el Ejército fue desalojado por pobladores organizados que impidieron a los castrenses acercarse a las aeronaves.
Por: LUISA PAREDES elPeriódico

La Fiscalía contra la Narcoactividad del Ministerio Público (MP) y elementos del Ejército de Guatemala inhabilitaron ayer una pista clandestina ubicada en el norte de Ixcán, Quiché.

Las operaciones autorizadas por un juez de dicho municipio tuvieron un retraso debido a que comunitarios impidieron el ingreso por tierra de las unidades militares, por lo que fiscales y soldados arribaron vía aérea. Luego de negociar con la población, se permitió el paso de las unidades terrestres.

Entre enero y mayo pasado se destruyeron once pistas ilegales, según informaron las autoridades. Los departamentos donde existe mayor incidencia de aterrizajes es en Petén, Retalhuleu, Alta Verapaz, Quiché y Escuintla.

EN AUMENTO

De acuerdo con el investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), Walter Menchú, el número de vuelos ilegales que ingresan al país y aterrizan en áreas de difícil acceso aumentó en los últimos años, sin embargo, el gobierno aún no cuenta con una estrategia para interceptar las aeronaves.

Menchú señaló que existe un incremento en la producción de sustancias ilícitas en países de Sudamérica y en el consumo en EE. UU., que se está evidenciando en el traslado de la droga vía aérea por Guatemala, Honduras y México.

El analista agregó que, debido a que se tienen identificadas las zonas utilizadas por las estructuras criminales para descargar los ilícitos, el Ejército debería tener una estrategia activa para la búsqueda de pistas clandestinas o abrir destacamentos en las zonas de riesgo, a fin de hacer patrullajes recurrentes y evitar que las fuerzas se tengan que desplazar cada vez que surge una alerta en los radares.

Por su parte, el vocero del Ejército, Óscar Pérez, dijo que necesitan aviones de intervención para alcanzar las avionetas y dirigirlas a una zona donde puedan realizar un registro. Según el portavoz, los aviones del Ejército son de transporte y no pueden igualar la velocidad de las aeronaves que ingresan de forma ilegal.