Viernes 19 DE Julio DE 2019
Nación

TSE excluyó los votos nulos y en blanco para definir candidatos

Según la CC, este tipo de sufragio sirve para que el elector exprese su “hartazgo o insatisfacción”, pero no contó para definir elecciones.

 

Fecha de publicación: 19-06-19
Si el voto nulo hubiera sido tomado como “otro candidato” en la elección al Parlacen, este habría sido el triunfador porque superó con 384 mil 671 a la UNE.
Por: FERDY MONTEPEQUE elPeriódico

El conteo para definir las planillas con más votos en las elecciones presidencial y de alcaldes, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lo realizó únicamente sobre los sufragios que recibieron las organizaciones políticas. Los votos nulos y en blanco fueron excluidos después de establecer que los nulos no alcanzaron la mitad más uno, según los datos preliminares tabulados en el sitio electrónico del Tribunal, órgano que adoptó esa disposición, aunque no haya sido el criterio de todos los magistrados.

Para el constituyente Aquiles Faillace, la interpretación que realizó el TSE sobre la forma de aplicar el voto nulo fue “antojadiza”, porque determinaron que los nulos únicamente tenían validez jurídica para definir si una elección debía repetirse. Sin embargo, estos debieron contar al momento de calcular la mayoría absoluta o relativa de una planilla, porque los nulos al igual que los votos que recibieron los partidos políticos y comités cívicos, también son válidos.

Al excluir los votos nulos y en blanco del conteo final (como se hacía en las anteriores elecciones), el TSE provocó que fuera más difícil para los electores lograr que se repitiera un proceso por mayoría de votos nulos, pero hizo más accesible a los partidos políticos lograr mayorías relativas con pocos votos. Eso representa un riesgo, dice Faillace, porque si el voto nulo hubiera alcanzado un porcentaje considerable, pero por debajo del 50 por ciento, el criterio del órgano electoral habría beneficiado a los candidatos punteros.

VÁLIDOS Y VÁLIDAMENTE EMITIDOS

La diferencia entre incluir o excluir los votos nulos y en blanco también se puede explicar de otra forma: en la página electrónica del TSE, la UNE aparece con el 25.73 por ciento de los votos (1 millón 115 mil 388), pero si para realizar ese conteo el Tribunal hubiera tomado en cuenta los sufragios nulos y en blanco, el porcentaje con los mismos votos, se habría reducido al 22.34 por ciento.

Lo anterior ocurrió porque, según el TSE, los votos válidos cuentan para determinar las planillas ganadoras. Mientras que para establecer si debía repetirse cualquiera de las elecciones, el universo de votos se amplió porque los nulos y los en blanco fueron incluidos en el cálculo. Es decir que para realizar esa operación, el TSE lo hizo sobre los votos recibidos por el partido, los nulos y los en blanco; a los cuales llamó “votos válidamente emitidos”.