Jueves 18 DE Julio DE 2019
Nación

Analistas resaltan necesidad de alianzas en el Congreso

Ninguno de los presidenciables que irá a la segunda vuelta tendría mayoría en el Legislativo, por lo que debe asegurarse consensos, opinan expertos.

 

Fecha de publicación: 18-06-19
Por: EVELYN BOCHE elPeriódico

Los resultados de la elección presidencial, que ayer ya estaban más completos, son los predecibles, en opinión de la politóloga Gabriela Carrera: Se confirma que la fuerza de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) proviene de los departamentos, pero con un fuerte antivoto urbano. Faltaba definir si Humanista –un partido pequeño y con un candidato nuevo– lograba alcanzar un segundo lugar, pero lo rebasó un viejo candidato con un partido nuevo, añade la entrevistada.

Hasta anoche, el binomio que encabeza Sandra Torres había logrado el 25.73 por ciento de votos, seguido por el partido Vamos, que postuló a Alejandro Giammattei, el cual sumaba 13.89 por ciento de sufragios. Al cierre de esta edición se había computado el 98 por ciento de las mesas.

El Partido Humanista de Guatemala, que postuló a Edmond Mulet, sumaba el 11.15 por ciento y para muchos la sorpresa fue que Thelma Cabrera le diera al Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP) un cuarto lugar en la competencia por la Presidencia, al lograr un 10.42 por ciento de votos.

Al parecer, el voto indeciso se acopló a las tendencias de las encuestas, según Carrera. Además, los partidos progresistas generan expectativa, “como el MLP que logró un cuarto lugar y, Manuel Villacorta revivió a Winaq, un partido que dábamos por muerto”, agregó.

La inquietud es cómo el MLP obtuvo apenas una diputación, lo que podría explicarse por la importancia que tienen los liderazgos locales en la definición del voto y porque se trata de una propuesta con mucha competencia para muy poco electorado.

La analista toma la desaparición de Encuentro por Guatemala como “una llamada de atención a la coherencia partidaria y no únicamente a navegar con la coyuntura”.

LAS ALIANZAS

El ex vicepresidente Eduardo Stein está a la expectativa de cómo se oficialicen los datos de intención de voto en las municipalidades y en el Congreso, para formular un análisis más completo. Mientras, considera que el binomio ganador será aquel que responda a la voluntad de cambio que demandan los ciudadanos en grupos focales y encuestas: la oportunidad de empleo, la seguridad y la provisión de servicios básicos.

Entonces, es momento de conocer la verdadera propuesta de cada partido, ya no como oferta electoral, sino cómo se abordarán de los problemas centrales del país, expone el politólogo Renzo Rosal. También es importante que los partidos presenten a sus equipos.

Para Eduardo Núñez, director para Centroamérica del Instituto Nacional Demócrata, la realidad dependerá de la fragmentación en el Congreso. Torres o Giammattei tendrán que construir coaliciones, con base en los intereses, “orientados al viejo sistema o a la refuncionalización del Estado”. apunta. “La clave es cómo las distintas fuerzas políticas representadas en el Congreso van a configurar coaliciones que impulsen agenda de futuro”, añade el experto.

Otro tema importante es la lectura geopolítica que cada candidato tenga y cómo van a responder al llamado de Estados Unidos para frenar la migración. Pueden tener el plan más bonito, pero en términos estratégicos y políticos deben detener la migración, señala Rosal.

La situación del país demanda de ambos candidatos proponer una agenda de futuro, impulsar cierto tipo de reformas y que pongan a funcionar el gobierno y el Congreso. Para que tengan cierto contenido, se requieren coaliciones claramente estructuradas, expone Núñez.

Se anticipa que la UNE tendrá una bancada fuerte, pero sin mayoría, señala Rosal. Además, hay muchos partidos, lo que puede dificultar los consensos.

Ninguna de las dos candidaturas que se perfilan para la segunda vuelta generan una dosis de confianza entre los ciudadanos, añade Rosal. Ambos tienen elementos cuestionables. “Estamos en una encrucijada”, puntualiza el politólogo.
Destaca comportamiento ciudadano

Pese a la incertidumbre ante algunas candidaturas, se impuso un comportamiento ciudadano muy constructivo, opina el ex vicepresidente Eduardo Stein. Aunque se han reportado incidentes, ha sido un número marginal.

61%

de participación electoral se reportó de forma preliminar.