Viernes 15 DE Noviembre DE 2019
Nación

Sinvergüenza y abusivo

 

 

 

Fecha de publicación: 28-05-19
Por: Jose Rubén Zamora

Con cinismo y una desvergüenza inusitada, el alcalde Ricardo Quiñónez, como niño de primera comunión, rasgándose las vestiduras, respondió con “gran sorpresa” a los señalamientos de elPeladero dominical por el “uso irresponsable de recursos” públicos para su millonaria campaña por la alcaldía de la ciudad de Guatemala, y manifestó su “rechazo enfático y enérgico”.

 

Asimismo, el sobrino político de Álvaro Arzú expresa que no es tiempo de confundir a la opinión pública, porque las malas prácticas no construyen.

 

A otros ingenuos con esos cuentos infantiles: para nadie es un secreto que Quiñónez ha sido miembro prominente de la empresa familiar que, bajo la dirección de Álvaro Arzú, a lo largo de tres décadas transformó la municipalidad de Guatemala en su paraíso exuberante. En realidad, una maquinaria precisa y eficaz, en una cloaca pestilente, para que parientes y amigos, en un contexto de corrupción voraz e impunidad, se enriquecieran de manera obscena.

 

Las extorsiones en dinero y en especie para conseguir licencias y permisos municipales; la obligación impuesta por los funcionarios municipales a los desarrolladores del municipio de Guatemala de contratar proveedores allegados de Tu Muni;la obscura y furtiva privatización del agua de la ciudad capital de la que Empaguaes simplemente una fachada para despistar al incauto vecino;el asalto descarado desde 1986 hasta el 2015 de los fideicomisos municipales, usadoscomo chequera personaly escapar de la rendición de cuentas; las plazas fantasma de parientes, amigos y socios políticos, como enel caso de capo Byron Lima.

 

Testimonios irrefutables de las incansables manos largas de los mentados Unionistas son la millonaria sobrevaloración,al estilo de Oderbrecht, de los buses de Transurbano que adquirieron en Brasil; las transferencias ilegales por Q 900 millones que Sandra Torres otorgó a la Municipalidad a través del Ministerio de Finanzas Públicas, a cambio del apoyo político incondicional de Arzú (transferencias que, por cierto, se multiplicaron durante la administración de Jimmy Morales, entregándole a Álvaro Arzú el control del Ministerio de Finanzas Públicas a cambio de que lo dejara esconderse bajo sus enaguas) y los US$ 35 millones de un supuesto sistema de prepago que jamás operó y cuyos fondos cayeron también en “la caja negra” de familiares y amigos de Tu Muni.

 

Mucho de estos flujos descomunales de recursos, han tenido como destino fundaciones que manejan familiares y allegados, e instituciones privadas donde se blanquean estos jugosos capitales.

 

En cuanto, a la publicidad, es correcto lo que dice el sobrino de Arzú: no son millones, son trillones los que han invertido. Dejando de lado el apoyo de Mariscal Zavala, del gobierno de Jimmy, del Pacto de Corruptos y del uso indebido de la infraestructura de la municipalidad de Guatemala, basta cuantificar la propaganda confeccionada por los expertos de tu Muni que, desde 1986, es presentadaen los noticieros del monopolio de televisión y las radios de Ángel González como noticias, mínimo nueve minutos diariamente.