Lunes 21 DE Octubre DE 2019
Nación

“Si no logramos resultados visibles, es muy difícil hablar de subir impuestos” Julio Héctor Estrada

Julio Héctor Estrada, candidato a la presidencia por Compromiso Renovación y Orden (Creo) y exministro de Finanzas Públicas, dialogó con elPeriódico sobre su plan de gobierno y sus planes frente a la situación política y social del país. Para esta entrevista fue acompañado por Yara Argueta, candidata a la Vicepresidencia.

Fecha de publicación: 05-04-19

¿Cuál es el plan de trabajo del partido?

– Julio Héctor Estrada (JHE): Tenemos tres ejes: queremos que la gente mejore en su economía personal, eso implica mejorar los ingresos de la gente, ya sea por empleos o por empresas. Queremos reducir los gastos que la política le impone a la gente, gastos porque no funciona la salud, educación y seguridad; debemos recuperar la autoridad del Estado, la percepción de que en este país se cumple la ley y que no es tierra de nadie.

El gasto en electricidad, a la gente más pobre le afecta el cargo por alumbrado público, nosotros pensamos que se pueden reemplazar todos los postes de luz del país, con paneles solares y baterías, que bota drásticamente el consumo y los cargos. Al quintil más pobre puede representar entre el 10 y 15 por ciento de sus ingresos anuales, lo que pagan en alumbrado público y para una familia de clase media es de Q1,500 a Q2 mil.

– Yara Argueta (YA): Queremos apoyar a los pequeños y medianos empresarios para que puedan hacer crecer sus negocios, muchos están hablando de generar más emprendedores, pero los guatemaltecos ya somos emprendedores. Queremos ayudar a los pequeños y medianos empresarios a que puedan crecer sus negocios y eso se hace a través de ofrecerles créditos blandos para activos fijos y capital de trabajo. La capacitación es muy importante, hay que capacitar y preparar a los jóvenes para que puedan estar listos y optar a los empleos.

Economía

¿Consideraría incrementar los impuestos?

– JHE: El Estado sufrió tanto en credibilidad, que si no logramos resultados visibles para la gente, es muy difícil hablar de subir impuestos. La educación y seguridad son temas que se pueden implementar con la estructura actual. Para combatir el contrabando, hay que poner puestos intermedios de identificación, que estén chequeando los lugares de las rutas principales de carreteras. También hay unos programas del PNUD preparados para ser contratados e implementados con INL (Oficina de Narcóticos Internacionales y Asuntos de Aplicación de la Ley, en inglés), son siete u ocho para darle presencia al Estado y seguirle la ruta al dinero. Nuestro objetivo no es la gente que se va a un supermercado a México para venir a vender algunos jabones o cosas; nosotros queremos atraer al que trae Q100 millones de plásticos y los factura por 10 y ahí necesitamos seguir la ruta del dinero.

Seguir la ruta del dinero es importantísimo para luchar contra la corrupción, el contrabando y el narcotráfico. El Estado tiene que lograr una factura electrónica universal, para que se vaya una buena parte de la caída del IVA, haciendo que los sistemas sean automáticamente registrados, usando inteligencia en la autoridad tributaria, y al mismo tiempo facilitar la devolución del crédito fiscal.

¿Cómo distribuir el Presupuesto, si la mayoría es para gastos de funcionamiento?

– JHE: Tenemos bastantes instituciones de gente que acarrea mucha gente, contratada por diferentes gobiernos y después aunque fueran contratados bajo renglones temporales se vuelven inamovibles, lo importante es parar eso porque el presupuesto crece 10 por ciento cada año, eso resuelve bastante el problema. Hay que cerrar un bloque de cinco o seis ministerios, absorbiendo también secretarías. El Mides ya se cerró una vez y abriremos un ministerio integral. La idea es integrar todo lo que tenga que ver con asistencia y apoyo a la gente, en una sola institución, pero eso implica cambio de leyes.

¿Cómo eliminar el gasto que generan los pactos colectivos?

– JHE: Queremos funcionarios de carrera que estén remunerados de manera justa, para ir ascendiendo y aportar al país. Hay que ir desarmando estos pactos complicados que enquistan, detienen y empantanan al país.

– YA: Mi experiencia es de ejecución internacional, Julio Héctor ya ha estado ahí, sabe cómo funciona, sabe dónde están los fondos mal ejecutados porque estuvo al frente de la caja registradora, porque sabía lo que entraba y lo que salía, él sabe exactamente dónde y cómo ejecutarlo; yo tengo esa experiencia de ejecución a gran escala.

¿Qué proyectos de ANADIE tomaría para impulsar en su gobierno?

– JHE: El metrorriel es importantísimo, es un sistema de transporte público para la ciudad de Guatemala, que va desde CentraNorte a CentraSur, 23 kilómetros en tren de pasajeros, que no solo tiene el efecto de mejorar el tráfico en la ciudad sino que tiene efecto de motivación. Los proyectos que completan el periférico, el Arco Nororiente que permite, junto con la VAS, conectarse desde Naciones Unidas hasta la carretera al Atlántico sin pasar por la ciudad; estos alivian el tráfico.

Cuando era Ministro, no se aprobaron todos los presupuestos, ¿cómo va obtener el apoyo en el Congreso?

– JHE: La única forma es llevar la delantera, tomar la iniciativa, yo le recuerdo a la gente que al principio de este gobierno quien tomó la iniciativa fue el presidente del Congreso, él fue quien manejó agenda, casi parecía que la estaba haciendo de Presidente. Va a haber muchos cambios en el Congreso. Tiene que haber agenda que no esté solo en esos cinco meses, si uno logra empezar a comunicar a la gente que hay gente que está haciendo bien las cosas, que las cosas se hace con ahorro con cuidado de cada centavo, con la atención correcta, entonces uno toma la delantera y empieza a mover su agenda.

– YA: Hay estudios que muestran que si el 10 por ciento de las personas que estén en un grupo corrompido están limpias, se puede cambiar; nosotros queremos cambiar ese Congreso, estamos apoyando mucho para que nuestros diputados también sean electos..

Desarrollo

¿Continuarán con los programas sociales?

– JHE: Así como están planteados no. Sí debe tener una parte de transferencias condicionadas, para solventar la salud y educación. Hay un gran grupo de familias a las que una intervención integral les cambia la vida: colocarle piso de cemento, un sistema de captación de agua y filtros; una estufa ahorradora, de esas que evitan el 80 por ciento del consumo de leña; una letrina si no es que hay sistema de drenajes; electricidad con conexión específica o paneles solares con baterías. Una intervención de ese tipo cuesta entre Q5 y Q7 mil por hogar. Yo aspiro a que liberemos recursos para hacer de 300 mil a 400 mil hogares en los cuatro años y pegarle a la base de la pobreza extrema del país. Eso tiene un efecto multiplicador, se ahorran candelas, leña, tiempo; las mujeres si ahorran tiempo pueden hacer cooperativas, hay un programa importante de cooperativas para integrarlas a la economía y lo que se gasta la gente en salud tiene mucho que ver con la inexistencia de esos servicios básicos.

¿Cómo reduciría la desnutrición?

– JHE: Cuando uno interviene a madres embarazadas y niños con menos de dos años, cambia la vida de un niño y lo puede hacer en un periodo de gobierno. Tenemos que poder llegar con vacunas, micronutrientes, educación y atención de lactancia materna. Si ahorita la cobertura da para 4 millones de personas, nosotros aspiramos al final del primer año llegar a 8 millones de personas. Abastecer los mil puestos de salud y crear otros mil. Todos los puestos cuestan Q300 millones, eso se va en una mala negociación con un sindicato, en una tarde.

¿Cómo reducirán la pobreza?

– JHE: Si no hay crecimiento económico para la generación de empleo, no vamos a crear más clase media y que no tiene para cubrir sus necesidades básicas. Al guatemalteco el “pisto” no le alcanza, claramente la salida de la pobreza de una familia está en conseguir empleo… capacitación y empleo… o realizar un emprendimiento, pero con capital.

– YA: Nosotros creemos que cuando el joven está en la universidad, es una buena edad para apoyar para que trabaje en el call center, es un buen trabajo mientras estudia, pero los jóvenes no tienen los conocimientos básicos de computación ni de inglés. El Intecap está sentado en Q1 millardo de reserva que se podría ejecutar en el primer año y capacitar a unos 150 mil jóvenes en inglés y computación. Que ese trabajo no sea para toda la vida, es un jalón del primer momento para generar empleo.

En el ámbito educativo, ¿es realmente útil el pénsum actual?

– JHE: Yo creo que en una televisión, usted mete una USB con el pénsum grabado con los mejores maestros dando clases… Vietnam hizo eso y saltó una brecha enorme, se enfocó en menos cosas. Arrastramos un pénsum viejísimo y la gente tiene que aprender, pero a resolver problemas y aprender a leer, lectura comprensiva, Con eso la gente se re-entrena en una oficina, en una planta. Tiene que haber un supervisor por cada 20 maestros, para que vaya siquiera una vez al mes a una labor de consejería, se tiene que supervisar el sector privado. Nada le cambia más la capacidad para generar empleo a la gente, que estar sano y educado.

¿Guatemala es un Estado racista?

– JHE: Lo es en parte, no en ley, porque las leyes no tienen elementos de racismo; sin embargo, sí hay una asignación de recursos desproporcionada hacia la parte indígena y rural, hace que un Estado no invierta igual para ellos y no crea mecanismos de participación, se puede hacer más.

Seguridad

¿Se acercarían a Naciones Unidas para renegociar el mandato de la CICIG?

– JHE: Habría que plantearlo con una nueva versión de normativa, con una propuesta de acompañamiento. Y sí, podría plantearse una nueva propuesta. El país necesita colaboración, supervisión y presencia internacional para defender las capacidades de seguir la ruta del dinero, desde la Fiscalía de Delitos Económicos, Corrupción y Contra la Impunidad. La Subcontraloría de Probidad también debe verificar que los funcionarios públicos no aumenten su patrimonio y cooperación en administración tributaria.

Se deben transferir capacidades a Dipanda –División contra las Pandillas de la PNC–, Sistema Penitenciario (SP), y otras instituciones. México con Estados Unidos tiene un programa de intervención en el SP, porque reconoció que con su gente no le lograba pegar a la corrupción en las cárceles; creo que hay que explorar esas herramientas muy rápido para hacer una transferencia ordenada.

¿Solicitarían una prórroga de la CICIG?

– JHE: Creo que sí, habría que plantearlo, pero no lo veo caer en terreno fértil y si no lo que hay que hacer es una contraofensiva diplomática para recuperar capacidades.

¿Cómo fortalecer la Contraloría General de Cuentas y al Ministerio Público?

– JHE: La Contraloría es uno de los enormes espacios no utilizados para luchar contra la corrupción. Un compromiso de nuestro gobierno es verificar el enriquecimiento ilícito. Ya hoy en día cada empleado público que gana más de Q8 mil al mes tienen que presentar una declaración de todos los activos y su patrimonio y el de su familia. Vamos a fortalecer la Contraloría con cooperación del Instituto de Impuestos de Estados Unidos, con un grupo de gente que realmente verifique la información y que la gente nos cuente.

¿Cuál es su estrategia contra el narcotráfico?

– JHE: Necesitamos cooperación internacional para tener un buen control sobre la ruta del dinero, cómo el narcotráfico enriquece a la gente. Ahí sí necesitamos cooperación muy cercana de los gobiernos de EE. UU. y México, ellos son nuestros principales socios y son corresponsables en el problema. Lo más importante es que la cabeza no esté involucrada en narcotráfico. Impulsé la ley del Secreto Bancario y si la Corte de Constitucionalidad la declara inconstitucional, habrá que pasar una nueva.

¿Cuál va a ser el papel de los militares en su gobierno?

– JHE: Conforme vaya subiendo en las encuestas comenzarán a preocuparse porque no tengo ningún vínculo con ellos. Lo que el Ejército tiene que hacer es modernizarse tecnológicamente, para proteger las fronteras y el espacio marítimo y aéreo del país, estar listo para enfrentar grupos armados y organizados, porque eso no lo puede hacer la Policía. Yo no creo que tengan un rol específico en seguridad ciudadana, necesitamos equipar a los policías que hemos estado graduando y no tienen equipo.

¿Cómo prestar seguridad con una Policía desmantelada?

– JHE: Se aumentó la cantidad de policías graduados, ahora hay que equipar para que salgan y funcionar. Hay que gastarse unos Q300 millones para equiparlos y darles revólveres, radios, gasolina para que salgan a trabajar. También recuperar la jerarquía.

¿Cómo combatirán las extorsiones?

– JHE: Aunque no todas las extorsiones vienen de las cárceles, hay una parte que sí. Tomar medidas drásticas para evitar la conectividad, que puede ser quitando antenas y conectar por cable de cobre en las casas cercanas, también hacer cárceles donde uno pueda aislar individualmente a los principales miembros de clicas, extorsiones, asesinatos y narcotráfico. Una parte importante es destinar fondos a la investigación civil y la prevención, la gente tiene que sentir que hay una caída importante y un beneficio de denunciar.