Jueves 22 DE Agosto DE 2019
Nación

Exdiputado Alfredo Rabbé saldrá libre con arresto domiciliario si paga fianza de Q400 mil

Sindicado en proceso por “plazas fantasma” del Congreso también recibe arraigo migratorio y prohibición de visitar ese organismo.

 

 

Fecha de publicación: 04-04-19
Por: Tulio Juárez

Alfredo Augusto Rabbé Tejada, exgeneral del Ejército y exsecretario de la directiva de Congreso ha recibido por motivos de salud esta tarde de la jueza Caudette Domínguez las medidas sustitutivas de arresto domiciliario, fianza de Q400 mil, prohibición para salir del país sin autorización y de visitar el edificio legislativo.

Fue capturado en mayo de 2016 con sus excompañeros Édgar Romeo Cristiani Calderón, Carlos Humberto Herrera Quezada José Luis Mijangos Contreras –también exdirector General del organismo–, por la contratación irregular de personal y creación de “plazas fantasma”.

Hoy fue la sexta oportunidad desde entonces que él solicitó a la titular del Juzgado A de Mayor Riesgo salir de las rejas tras 2 años y 8 meses de reclusión. Se le negó repetidamente porque podía comunicarse con su hermano expresidente del parlamento, Luis Armando Rabbé Tejada, preso en México luego de ser prófugo.

Todo nació cuando el Ministerio Publico (MP) y la CICIG descubrieron que las directivas legislativas de 2014 y 2015 cometieron delitos penales al contratar empleados que no se presentaban a trabajar, sino únicamente llegaban cada fin de mes a cobrar los sueldos.

La Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) concluyeron en sus extensas investigaciones que esa era una práctica común y corriente aplicada ahí,  no obstante las ilegalidades en cuanto a violar los procedimientos de contratación.

 

Por ejemplo, según el expediente procesal, Alfredo Rabbé siendo el cuarto secretario entre enero de 2014 y de 2015 tramitó sin justificación 21 auxiliares para su despacho, dentro del renglón 022, con ingresos de Q5 mil a Q15 mil, además de tres empleados que le autorizaba la Ley Orgánica.

 

Con tres “plazas fantasma” a su disposición para personas que laboraban en otras instituciones públicas, y una cuarta en el sector privado, él aplicó nombramientos anómalos, y de personal asignado a cada diputado que no llegaban a trabajar porque lo hacían en las casas o empresas propiedad de los legisladores.