Martes 12 DE Noviembre DE 2019
Nación

“No he sentido suficiente miedo como para decir: no voy a seguir luchando” Zineb El Rhazoui

La Universidad Francisco Marroquín albergó el College Freedom Forum. En la actividad participaron seis activistas por los derechos humanos. Entre ellos, Zineb El Rhazoui, activista, periodista y columnista de la revista satírica francesa Charlie Hebdo, cuya redacción sufrió un atentado reivindicado por el Estado Islámico en 2015.

Fecha de publicación: 23-03-19
Por: Isela Espinoza

De origen marroquí, Zineb El Rhazoui de 37 años, ha vivido los últimos cuatro custodiada las 24 horas por agentes de seguridad debido a las amenazas de muerte que ha recibido por parte de simpatizantes extremistas.

¿Por qué decidió estudiar sociología de las religiones?

– Cuando naces en un país en donde el Islam es lo que rige, para mí era importante entender lo que era la religión. Soy atea y quería conocer el Islam para poder saber cómo debatir y discutir con estas personas que son creyentes en esta religión.

En 2009 fue cofundadora del Movimiento Alternativo por las Libertades Individuales en un país que reprime a las mujeres, ¿por qué asumir este riesgo?

– No estaba de acuerdo en que me impusieran la manera en la que yo tenía que hacer las cosas o las tradiciones que yo debería de tener como persona. En mi país, hay muchas tradiciones que van en contra de todos los derechos humanos. Por ejemplo, la poligamia o que a una mujer viuda la tengan que matar porque ella ya no tiene razones por la cuales vivir. Yo quería pelear contra estas tradiciones. Cuando se incluyen las tradiciones de la religión dentro de las leyes de un país es cuando se empiezan a violar los derechos de muchas personas.

Y es por esta lucha que usted fue arrestada tres veces en su país. ¿Alguna vez pensó en desistir?

– Nunca pasó por mi mente, porque para mí lo lógico es que si me están buscando, si me amenazan de muerte o que me van a violar es porque realmente lo que estoy haciendo está trascendiendo. Veo la oposición que he tenido como algo bueno y eso me ha ayudado a ser más fuerte, a seguir luchando por lo que yo creo.

¿Ha tenido miedo?

– Por supuesto, es natural y en muchas ocasiones lo he sentido cuando he recibido las amenazas de muerte donde me describen cómo me matarían. Pero creo que la verdadera valentía está en superar ese miedo y seguir luchando por lo que uno cree y desea alcanzar. Una de las experiencias que me causó más miedo fue cuando mataron a mis colegas (en Charlie Hebdo). Viendo ese tipo de cosas, yo no he sentido suficiente miedo como para decir: no voy a seguir luchando por esto.

¿De qué manera marcó la libertad de expresión a la redacción de “Charlie Hebdo”?

– No fue algo bueno para la libertad de expresión, muchos medios decidieron callarse porque quién más podía hacer una caricatura de un líder del Islam como la que hicieron ellos (redactores de la revista). Qué hubiera pasado si todos los medios se hubieran puesto de acuerdo y ellos hubieran hecho un dibujo igual como Charlie Hebdo, los hubieran atacado igual, no sabemos.

¿Cómo le han afectado las amenazas en su vida personal?

– El impacto ha sido muy grande tanto en mi vida personal como en mi vida profesional. Perdí toda intimidad y privacidad porque desde hace cuatro años cuento con la custodia de policías y ellos están conmigo 24 horas al día. Además, tengo una hija que va a cumplir tres años y en algún momento le voy a tener que explicar.

Los atentados continúan ¿qué medidas deberían de tomar los gobiernos para contrarrestarlo?

– Los gobiernos deberían de proveer seguridad y utilizar la inteligencia para atacar estas ideologías. Pero eso no es lo único para poder erradicarlas. En el caso del Estado Islámico lo que se tiene que hacer para atacar y contrarrestar estas ideologías es llamarlas por su nombre y definirlas, no pensar que los ataques suceden porque sus autores estaban enojados o tenían problemas psicológicos.

SOBRE EL FORO

La actividad estuvo dirigida a estudiantes, quienes escucharon las historias de activismo. Además de interactuar con ellos, el principal propósito fue aportar ideas para fortalecer la lucha por los derechos humanos. En esta ocasión, el foro contó con la participación de: Fred Bauma, activista en la República Democrática del Congo; Grace Jo, vicepresidenta de una organización sin fines de lucro que ayuda a refugiados norcoreanos en los EE. UU. y China; Daniel Enrique Pérez, editor de El Chigüire Bipolar, un sitio web venezolano de noticias satíricas; Ryan Shea, cofundador de Blockstack, una nueva Internet para aplicaciones descentralizadas en la cual los usuarios son dueños de su información y Jhanisse Vaca-Daza, fundadora de Ríos de Pie, un movimiento de ciudadanos no violentos que luchan por la democracia y la libertad en Bolivia.