Sábado 14 DE Diciembre DE 2019
Nación

A un siglo de Elisa Martínez de Stahl

La trabajadora social cumpliría 101 años de vida este 24 de marzo de 2019. Falleció el 3 de noviembre de 1996.

 

Fecha de publicación: 23-03-19
La vida de Molina Martínez, izquierda, se caracterizó por el apoyo hacia el prójimo. Además, se desempeñó en el sector público.
Por: Katerin Chumil / elPeriódico

Elisa Molina Martínez de Stahl es reconocida por su labor de trabajo social para la vista, el servicio, la dedicación hacia las ciencias médicas y la ayuda hacia el prójimo por su padre y su círculo familiar.

Molina Martínez fue trabajadora social y fundó el Comité Pro Ciegos y Sordos de Guatemala en 1945. Fue electa como directora y presidenta del ente cinco años después de su inauguración, los cargos fueron desempeñados ad honórem.

Su vida estuvo caracterizada por el apoyo y ayuda que ofrecía y daba a otras personas. Nueve años después de la inauguración del Comité, fundó la Escuela para ciegos y los Talleres Protegidos de Manualidades Industriales Santa Lucía (ambos del mismo nombre), sus fondos son utilizados para generar programas en el Comité y para que las personas que padecen de ceguera puedan tener un empleo informal vendiendo billetes de lotería.

Su vida también estuvo alternada en el sector público desempeñándose en el departamento de Trabajo Social del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social entre 1956 y 1958.

Procuró que la educación llegará a lugares rurales y fundó la Escuela de Servicio Social de la Usac en su natal Quetzaltenango, en 1959. Ayudó también con la creación de la primera Cooperativa de Ahorro y Crédito de Ciegos Unidos “Santa Lucía”, en 1966.

Además, promovió la impresión del primer libro de texto a nivel mundial en braille, sobre cooperativismo en 1971, el cual fue registrado en la Biblioteca del Congreso en Washington, Estados Unidos.

Molina Martínez de Stahl procuró la sección en braille para los ciegos dentro de la Biblioteca Nacional de Guatemala, en 1992.

“Estamos frente a un nuevo horizonte de esperanza y de fe, ver que las personas ciegas en nuestra patria, ya no serán marginadas, sino por el contrario, van logrando cada día mayor compresión, para lograr plenamente ser parte de una sociedad”, dijo durante la inauguración de la sección.

RECONOCIMIENTOS

De Stahl fue homenajeada con el título de Doctora Honoris Causa en Ciencias Sociales de la Universidad del Valle, en 1989. Recibió la medalla Mujer y Bienestar Social del MSPAS, en 1991. Un año después, fue premiada con la Orden del Quetzal en el grado de Gran Cruz; y también fue nominada como candidata a Premio Nobel de la Paz. Falleció el 3 de noviembre de 1996.