Viernes 19 DE Abril DE 2019
Nación

Acusados por corrupción desbordan cárcel de Mariscal Zavala

En diez años, la población penitenciaria a nivel nacional se ha incrementado en 190 por ciento sin que se haya aumentado la capacidad de las cárceles, según el CIEN.

 

Fecha de publicación: 20-03-19
El interior de la cárcel de Mariscal Zavala fue remozado para albergar a más reos, sin embargo, ya se sobrepasó su capacidad según expertos. Por: EVELYN BOCHEelPeriódico

La cárcel temporal que en 2010 se habilitó en la Brigada Militar Mariscal Zavala para no más de 20 reclusos de alta peligrosidad, rebasó su capacidad en más de mil por ciento. Hasta ayer, reporta una ocupación de 265 personas, 238 hombres y 27 mujeres, según la Dirección General del Sistema Penitenciario (SP).

El desborde se agudizó en 2015, cuando la ocupación subió a 98 privados de libertad, frente a los 40 internos de 2014, de acuerdo con datos recopilados por el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).

El objetivo de la cárcel en Mariscal Zavala se desvirtuó conforme se enviaron personas vinculadas con corrupción, lo que derivó en el desbordamiento del centro, indica Zoel Franco, del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales (ICCPG).

En 2015, se inició la captura de funcionarios y exfuncionarios bajo cargos de corrupción, por ejemplo, de los 22 detenidos por el caso de defraudación aduanera La Línea 16 fueron enviados a prisión preventiva.

El investigador del CIEN, Walter Menchú, recuerda que antes de 2015 se efectuaba una selección más exigente de los internos de Mariscal Zavala. “Las cárceles en instalaciones militares eran una solución temporal que se volvió permanente; en vez de cerrarlas aumentan los espacios y con esto el descontrol”, indicó Menchú.

“Al final, es el juez quien decide el sitio de reclusión, por eso es importante que ellos conozcan la situación del Sistema Penitenciario”, añadió.

Las cárceles en las instalaciones deben ser cerradas, señala Menchú. “Están a cargo del SP pero el resguardo en el perímetro es militar… no puede ser que ocurran fugas”, detalló.

Presidios informó el lunes que Jeankarlo Sánchez Meneses se fugó de Mariscal Zavala, donde permanecía recluido mientras se tramitaba su extradición a Estados Unidos.

El hacinamiento total del sistema carcelario es de 352 por ciento, según el CIEN, que añade que en los últimos diez años, la población reclusa creció un 190 por ciento sin que se haya ampliado la capacidad de las cárceles ni construido nuevas para atender ese crecimiento.

EL SISTEMA

El SP es resultado de la falta de planificación: en 20 años no se ha creado un solo espacio en materia de infraestructura y los modelos de atención no responden a la actualidad, expuso Menchú.

Menchú y Franco coinciden en que las granjas modelo de cumplimiento de condena de los años setenta que promueven actividades de agricultura, ya son obsoletas.

“Durante las supervisiones que hacemos a diversos centros, notamos infraestructuras obsoletas, condiciones de habitabilidad precarias que no garantizan una permanencia digna de los privados de libertad”, expresa Franco.

El control administrativo es el único que tiene Presidios en las cárceles, añade Franco. “A petición de los reclusos, los directores de los centros autorizan el ingreso de materiales para remozar espacios, lo que demuestra que el control no le corresponde al Estado”, subraya.

“La atención que le pone el Mingob a Presidios es escasa, sin estrategia. El nuevo modelo de gestión, con una política de cero ocio para mantener ocupadas a las personas y sin hacinamiento, se quedó estancado”, concluye Menchú.

BOMBA DE TIEMPO

La situación actual del Sistema Penitenciario evidencia la falta de interés de diferentes gobiernos por abordar el problema. “Las autoridades que vayan a tomar el poder el próximo año, recibirán una institución en crisis y, en cualquier momento, puede surgir cualquier eventualidad que, desgraciadamente, se paga con vidas”, puntualiza Zoel Franco del IECCP.

18

Recluses se han fugado de 2016 a la fecha, según el CIEN.

Etiquetas: