Martes 16 DE Julio DE 2019
Nación

Señalan al OJ de proteger a su jefe de seguridad

Roberto Mota Bonilla tiene orden de captura por violencia contra la mujer en sus manifestaciones psicológica y económica.

 

Fecha de publicación: 12-03-19
Mota Bonilla durante la entrega de galardones a trabajadoras del OJ.
Por: EVELYN BOCHE *elPeriódico

La orden de captura contra del jefe de seguridad del Organismo Judicial, Roberto Mota Bonilla, dictada el 5 de marzo pasado, lleva una semana sin ejecutarse. Un auxiliar fiscal del Ministerio Público y un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) se presentaron a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para aprehender a Mota, sindicado por violencia contra la mujer, pero no lograron su objetivo.

Una comunicación entre los despachos del presidente de la CSJ y el encargado de la Secretaría General del MP, Rony López, habría detenido el procedimiento, según los denunciantes. Ninguno de los funcionarios respondió a las llamadas telefónicas para indagar sobre el tema.

El equipo que pretendía la captura de Mota Bonilla buscó apoyo en la presidencia de la CSJ pero únicamente atendió la secretaria. Enseguida, el trabajador del MP recibió una llamada ordenando retirarse del lugar “por estar haciendo escándalo”.

LA VERSIÓN DEL MP

Al consultar sobre el caso al MP, la jefa de la Fiscalía de la Mujer, Yolanda Sandoval, explicó que llamó al auxiliar fiscal para darle la instrucción de regresar a la fiscalía, debido a que tenía que entregar un expediente, necesario en una audiencia que estaba por comenzar. “Lo llamé sin saber qué estaba haciendo, él me indicó que estaba en la Presidencia de la corte, viendo lo de una captura”, manifestó Sandoval.

“Venga a atender sus expedientes y deje que la policía haga su trabajo”, le ordenó al auxiliar, según Sandoval.

Al indagar si se le reportó a la Fiscalía el por qué no se ejecutó la captura, Sandoval expresó que no le dio seguimiento al tema por múltiples asuntos que atender, como la desaparición de la turista inglesa y la conmemoración del Día de la Mujer.

Precisamente, a Mota Bonilla se le vio el viernes durante la entrega de galardones a trabajadoras del OJ. Ayer se presentó por la mañana, según indicaron en su oficina, pero por la tarde ya no se le localizó.

elPeriódico consultó al vocero de la PNC, Pablo Castillo, por qué no se ha ejecutado la orden de captura contra Bonilla, y ofreció una explicación tras consultar con la División Especializada de Investigación Criminal.

El caso contra Mota Bonilla se inició la madrugada del 31 de agosto de 2017, cuando la esposa acudió a la sede central del MP para denunciar agresiones físicas, verbales, el impago de una deuda de Q50 mil y las múltiples veces que la echó de la casa que ella mantenía.

NO HAY, SÍ HAY

En diciembre de 2018, la Fiscalía de la Mujer resolvió que “no hay delito que perseguir” en contra de Roberto Mota Bonilla, pese a que el dictamen pericial del Inacif y su ampliación concluye que “la agraviada presenta daño psicológico” y que la relación de pareja se volvió disfuncional y ella se encontraba en una dinámica donde era un círculo negativo de tipo afectivo y económico”. Ante la insistencia de la agraviada, la fiscalía procedió contra Mota.

“No hubo ninguna llamada del despacho para detener el procedimiento”.

Yolanda Sandoval, Fiscalía de la Mujer.

*Con información de Rony Ríos.