Lunes 18 DE Noviembre DE 2019
Nación

Ven pocos avances en materia de protección a la niñez y adolescencia

El 8 de marzo se cumplen dos años del incendio en el Hogar Seguro; las condiciones de protección social no han mejorado.

 

Fecha de publicación: 08-03-19
El incendio en el que murieron 41 niñas del Hogar Virgen de la Asunción se registró el 8 de marzo de 2017.
Por: GELDI MUÑOZ PALALA elPeriódico

A dos años de la tragedia del Hogar Seguro, donde murieron 41 niñas y adolescentes y otras 15 sobrevivieron, el Estado mantiene a los menores de edad en albergues que no cumplen con los requisitos para garantizar protección integral.

Las organizaciones consultadas consideran urgente que el Congreso apruebe la iniciativa 5285, Ley del Sistema de Protección de Niñez y Adolescencia, para realizar la transformación que requiere la actual normativa.

Dicha iniciativa propone la creación del Instituto de Protección Especial de la Niñez y Adolescencia como un ente rector de custodia de la niñez con servicios integrales, a nivel municipal y departamental. Este integraría el trabajo de la Procuraduría General de la Nación (PGN), la Secretaría de Bienestar Social (SBS) y el Consejo Nacional de Adopciones (CNA).

En más de 200 artículos, la normativa propone acciones como prevenir la violencia contra la niñez, el fortalecimiento a la familia, orientación a los padres, la institucionalización (niños enviados a casa hogares) como último recurso, así como la atención a jóvenes en conflicto con la ley penal.

SITUACIÓN

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), luego del incendio en dicho hogar, todavía están bajo la tutela del Estado 200 niños y adolescentes, más 80 jóvenes y adultos con discapacidad. Todos distribuidos en 17 hogares a cargo de la SBS. Además hay otros 5 mil niños que están en 130 albergues privados.

Un 94 por ciento de los niños en hogares sí tiene familia y solo el seis por ciento carece de ella. “Aunque ya no hay una macroinstitución pública a cargo de niños en protección, aún persiste la tendencia a colocar a los niños víctimas de violencia en hogares”, indicó UNICEF.

Para Leonel Dubón, director ejecutivo de Refugio de la Niñez, con el cierre del macrohogar que era el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, todo el modelo grande y disfuncional se trasladó a las pequeñas casas. Por ello, persisten problemas en algunos de estos refugios.

SIN CAPACIDAD

“Tenemos una institucionalidad pública que está agotada, puede existir buena voluntad de las personas al frente de la SBS, pero estamos frente a una institución que está colapsada y no tiene la capacidad de respuesta ante los problemas sociales de la niñez en el país”, dijo Dubón.

Óscar Rodríguez, defensor de la niñez y adolescencia de la oficina del Procurador de Derechos Humanos (PDH), coincidió en que el sistema de protección está en mayor crisis y sobresaturado. Además este falla porque no hay una coordinación interinstitucional para determinar el interés superior de la niñez y adolescencia.

Rodríguez recordó que en 2017 evidenciaron cómo la protección residencial está en una crisis permanente, porque los llamados “hogares” no responden a estándares mínimos en materia de derechos humanos para custodia.

“Consideramos que hay elementos que se registran hoy que son similares a los que se registraron previo a la tragedia del 7 y 8 de marzo de 2017, por lo que una tragedia similar podría ocurrir. Prueba de ello es el conato que se desarrolló en una casa de la zona 3 hace unas semanas”, dijo.

EN MANOS DEL CONGRESO

Dubón considera que la única solución es la aprobación de la iniciativa 5285. Esta se agendó hace dos semanas, pero está entrampada en medio de dos iniciativas, una es la de las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional.

Para UNICEF “es urgente que el país cuente con una ley que proteja a los niños, que fortalezca a las familias y, principalmente, que realice acciones de prevención de la violencia”.

Vulnerados

> Según datos del Organismo Judicial, proporcionados por la PDH, en 2018 se atendieron 21 mil 600 casos judiciales de protección a la niñez.

> De estos 1,475 niños y adolescentes fueron enviados a residencias de protección.