Miércoles 5 DE Agosto DE 2020
Nación

El 61.6 por ciento de la población sobrevive con la mitad de los servicios

El Índice Multidimensional de Pobreza aumentó en 2.3 por ciento el número de personas que viven en condiciones de pobreza, esto debido a que analizó el total de privaciones con la que sobreviven los guatemaltecos.

 

Fecha de publicación: 19-02-19
Por: CINDY ESPINA elPeriódico

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de 2014 fue sometida a un análisis más minucioso, el cual reveló que los guatemaltecos en situación de pobreza (61.6 por ciento), tanto del área rural como urbana, sobreviven privados de la mitad de los servicios y garantías. La proyección de población de Guatemala en ese momento era de 15.6 millones de habitantes.

A esta nueva medición se le conoce como Índice de Pobreza Multidimensional (IMP) y al realizarla también se detectó un aumento del 2.3 por ciento el número de personas en situación de pobreza en el país, en relación con lo establecido por el INE (59.3 por ciento). En la nueva medición no solo se evaluó este problema por capacidad de consumo, sino que también se midió las privaciones de salud, educación, vivienda, trabajo y servicios básicos con la que sobreviven los guatemaltecos.

El estudio lo realizó el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), junto a Iniciativa de Desarrollo Humano y Pobreza de la Universidad de Oxford (OPHI, por sus siglas en inglés).

LAS PRIVACIONES

Los hallazgos determinaron que de los 17 indicadores que comprende el IMP, que son los que conforman una buena calidad de vida, el 44 por ciento de la población urbana sobrevive con el 7.5 de privaciones, mientras en el área rural el 82.5 por ciento de la población vive privada de 8.6 de las garantías de salud, educación, vivienda, empleo y servicios básicos.

Según el IMP, la mayoría de guatemaltecos viven sin un empleo digno y gran parte de este problema lo conforma el trabajo informal e infantil. En la población indígena, el grupo más afectado por la pobreza enfrenta como gran privación el acceso a servicios básicos como el agua potable, la electricidad y el saneamiento.

“Si bien la incidencia de pobreza difiere entre el área urbana y la rural al analizar la intensidad de la pobreza se evidencia que, tanto las personas en situación de pobreza multidimensional del área urbana como del área rural, sufren entre siete y ocho privaciones en promedio. Es decir, la pobreza sufrida es igualmente intensa sin importar el área geográfica de residencia, lo que cambia es el tipo de las privaciones en las que viven”, establece el documento de conclusiones del IMP.

“Lo importante es tener una herramienta, esto es un tablero. Teniendo esto los gobiernos tendrán un mapa más detallado sobre la pobreza y trabajar en las dimensiones… El objetivo de todo esto no es solo medir la pobreza, el objetivo es tener una medida que se pueda usar en las políticas públicas”, explicó el creador de IMP, John Hammock, durante su visita al país.