Sábado 20 DE Julio DE 2019
Nación

Hijo del diputado Juan Ramón Lau debe enfrentar proceso penal por portación ilegal de arma, resuelve Sala de Apelaciones

Fiscalía del MP logra revocar la falta de mérito dictada por juez de paz en este caso, divulgado inicialmente en enero por la propia Policía Nacional Civil y luego desmentida por ella misma.

 

Fecha de publicación: 11-02-19
Por: Tulio Juárez

 

Juan Ramón Lau López, de 20 años, hijo del congresista Juan Ramón Lau, tercer vicepresidente del organismo y dirigente del partido Todos, tendrá que enfrentar proceso judicial por el delito de transporte y/o traslado ilegal de un armas de fuego, porque la Sala Primera de Apelaciones ha revocado esta tarde la resolución de “falta de mérito” que a su favor dictara un Juez de Paz de Mixco, ya que se le capturó la noche del sábado 19 de enero y lo liberó el domingo.

La orden de la instancia superior al declarar con lugar el recurso de apelación planteado por la Fiscalía jurisdiccional (Mixco), determina que el señalado tiene que ser ligado a proceso penal. En el mencionado fin de semana autopatrulleros de la Policía Nacional Civil (PNC) –puestos luego en la picota por el mando institucional– lo capturaron en las canchas deportivas de la colonia Jardines de Minerva 2, zona 11, ya que vecinos denunciaron que él amenazaba a la gente con una pistola.

El individuo fue aprehendido cuando utilizaba un picop blanco, en principio reportado como propiedad del Organismo Judicial –su padre fue secretario general del sindicato STOJ durante varios años previo a llegar al Legislativo–, y luego se conoció que en apariencia está asignado al secretario Lau. No obstante, el juez le dio la falta de mérito porque el MP no pudo acreditar “los medios de prueba suficientes para que quedara ligado a proceso”.

El arma Pietro Beretta encontrada en el vehículo por los captores tenía reporte de robo por un integrante de la misma PNC. El joven salió libre a eso de las dos de la mañana con diez minutos del domingo 20. En el ínterim, la Policía se autodesmintió –por el parte de los agentes que detuvieron al señalado–, mientras el diputado igualmente pretendía minimizar el problema legal surgido con uno de sus hijos.

Al respecto, el legislador se limitó a indicar esta tarde, entre otras cosas, que la responsabilidad penal es personalísima, que a –su vástago– le corresponde como mayor de edad resolver su situación jurídica, pero que él espera que este caso se ventile en los tribunales como corresponde. “A mí no me provoca ninguna preocupación”, concluyó diciendo.