Sábado 16 DE Noviembre DE 2019
Nación

Los zares rusos de Guatemala

A la familia rusa Bitkov y al presidente Jimmy Moralejas los une un solo objetivo, deshacerse de la CICIG a toda costa.

 

Fecha de publicación: 09-01-19
Igor, Irina y Anastasia Bitkov fueron invitados por el presidente Jimmy Morales para respaldar su decisión de anular el acuerdo con la CICIG.
Por: REDACCIÓN elPeriódico

A diferencia de los países civilizados, en las Repúblicas Bananeras, como Guatemala, los condenados por corrupción tienen las mejores perspectivas para construirse una vida sin mayores preocupaciones, ni siquiera las legales. El caso más elocuente es el de la familia rusa Bitkov, a quienes el gobierno del presidente Jimmy Moralejas ha premiado con varias prerrogativas después de que fueron hallados culpables por usar documentos falsificados y una identidad ficticia. El mandatario se ha convertido en su principal protector y les ha otorgado prebendas como dar cátedras de soberanía en la misma nación donde habitan con un estatuto comprado a una organización criminal. Esto además de ser invitados a participar junto con el Presidente en conferencias de prensa desde el Palacio Nacional de la Cultura.

Después de todo es fácil entender las magistrales maniobras del comandante general de la Tropa Loca, pues existe un fuerte vínculo entre la familia Bitkov y el presidente de las “moralejas” que los ha hecho inseparables: la CICIG. Ya se sabe: “Los enemigos de mis enemigos serán siempre mis amigos” y ellos comparten un odio ciego hacia la Comisión que ha destapado sus desmanes. No sería extraño que el Presidente condecorara a la familia Bitkov con la Orden del Quetzal por los servicios prestados a la Patria.

Otra muestra de los privilegios que gozan los zares rusos, gracias al apoyo incondicional de su nuevo amigo en la Presidencia de la República, es el “nuevo mundo” en el que vive Anastasia Bitkova, la hija del matrimonio Igor Bitkov e Irina Bitkova. La nueva vida (¿loca?) de la hija predilecta de Taxisco, Santa Rosa, lugar donde obtuvieron sus identidades falsas, está inundado de lujos, glamur, fantasía y ensueño. Una afortunada paradoja, para una familia que busca asilo político, luego de salir huyendo de un régimen totalitario tras la quiebra de sus empresas y de haber sufrido la confiscación de sus cuentas y bienes. Pero la vida es bella y Dios no abandona a los perseguidos del mundo, como puede observarse en un video publicado en YouTube en el que Anastasia se pasea vestida con elegantes y seductores diseños por las playas del trópico, bebe champaña y se hospeda en los más lujosos hoteles.

Anastasia Bitkov es una youtuber activa. En sus videos muestra la opulencia con la que vive en Guatemala.

EL ATAQUE

Tan solo diez días después de que el Tribunal de Mayor Riesgo D lo condenó por supresión y alteración de estado civil, Igor Bitkov se presentó como “una víctima” de los poderes más oscuros del mundo, quienes confabulados con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) habían decidido atraparlo y destrozar su nueva vida como guatemalteco de pura cepa. Ante semejante violación de derechos, el presidente Morales se fotografió con los Bitkov y los elevó a la categoría de ciudadanos ejemplares, el mismo día que decidió desconocer de manera unilateral el convenio firmado entre el Gobierno y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Felicitaciones por esa decisión de terminar con el acuerdo de la CICIG, por la soberanía, por la lucha y por los derechos humanos por nuestra familia y todos los guatemaltecos”, le dijo Irina al presidente Morales el pasado lunes, cuando el mandatario junto con su Gabinete de Ministros anunció que daba por terminado el acuerdo relativo al establecimiento de la Comisión. En la conferencia transmitida en cadena nacional también comparecieron varios de los procesados por la CICIG, a la que señalaron de incurrir en “justicia selectiva”.

Quién iba a pensar que la rusa Anastasia Bitkov, “una socialité de primera línea” en grandes ciudades como Londres, no solo nació en Taxisco, sino que iba encontrar un “mundo nuevo”, repleto de fantasía, elegancia y estilo en Guazacapán, municipio del departamento de Santa Rosa, donde ahora se encuentra avecindada. Ventajas que ofrece el comprar documentos de identidad fraudulentos. Así se sufre en la república de Guatemala.

MIGRANTES DE GUATEMALA, SIN PRIVILEGIOS

La historia de las migrantes guatemaltecas Inés Gladis y Lourdes Magdalena Ávalos Paau, es diametralmente opuesta a la de los Bitkov. A las hermanas Ávalos Paau, de 35 y 33 años, respectivamente, un juzgado Federal de Alabama, Estados Unidos, las procesó por uso fraudulento de documentos en marzo de 2018 sin que ni el presidente Jimmy Morales ni la canciller Sandra Jovel se hayan pronunciado a su favor.

En uno de los videos de su cuenta de YouTube, Anastasia Bitkov baila frente a la cámara.

Las migrantes guatemaltecas, quienes no se pudieron acoger a la Convención de Palermo para buscar un beneficio a su favor, fueron procesadas por el uso de número de Seguro Social de otras personas y de mentir en los formularios de inmigración para obtener trabajo en el país norteamericano.

Gladis habría falsificado su estatus migratorio en 2014, mientras que su hermana pudo incurrir en ese delito en 2017. Según las instituciones que investigan el caso, las guatemaltecas se identificaron como ciudadanas estadounidenses en los formularios del servicio de inmigración, el cual es usado para verificar que eran elegibles para un empleo.

Las migrantes guatemaltecas, procesadas en EE. UU., habrían incurrido en los delitos cuando solicitaron empleo en una fábrica dedicada a la producción de artículos plásticos y en un restaurante.

Por el uso de documentos de otra persona, la legislación estadounidense contempla una pena máxima de cinco años de prisión y una multa de US$250 mil. Además, por mentir en un documento gubernamental de inmigración, se les podrían imponer una condena de diez años de prisión y otra multa de US$250 mil.

En contraste con el caso Bitkov, en el de las guatemaltecas detenidas en Alabama ningún funcionario gubernamental del país o algún miembro de la elite ha alzado la voz para protestar o pedir que las liberen.

Eso les pasa, según la enrevesada lógica nacional, por no ser rusas, nacidas en Taxisco y no haberse quedado en Guatemala bebiendo champaña y disfrutando del glamur del trópico.

EL PREMIO

Los beneficios de parte del gobierno hacia la familia rusa Bitkov tienen un por qué; pues los rusos emprendieron una campaña de cabildeo en contra de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), a la cual señalaban como aliada del presidente ruso Vladimir Putin para emprender la persecución penal en su contra por la alteración del estado civil y el uso de documentos falsificados. El lobby hecho por los rusos provocó que el caso llegara al Senado y al Congreso de Estados Unidos, lo cual a mediados de 2018 provocó que senadores estadounidenses anunciaran que los fondos que otorga EE. UU. a la CICIG serían cancelados.

Para conocer la opulenta vida de Anastasia Bitkov en Guatemala, mire estos videos: