Martes 16 DE Julio DE 2019
Nación

Estudiantes con rendimiento deficiente en tres áreas

Evaluación internacional evidenció falencias en el rendimiento de estudiantes guatemaltecos en matemática, lectura y ciencia.

 

Fecha de publicación: 03-01-19
Por: LUISA PAREDES elPeriódico

Estudiantes guatemaltecos tuvieron un rendimiento inferior a la media establecida por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entidad encargada de realizar el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) que tiene como objeto medir las capacidades de los estudiantes cercanos al final de la educación obligatoria.

Las pruebas se realizan cada tres años y esta fue la primera vez que se aplicó en Guatemala. También participó Ecuador, Honduras, Paraguay, Camboya, Senegal y Zambia.

El examen se aplicó durante agosto y septiembre de 2017 a 51 mil 100 estudiantes de 15 años que cursaban un grado del nivel medio en establecimientos públicos y privados tanto del área urbana como rural, que fueron seleccionados de manera aleatoria.

El estudio mide el rendimiento de los alumnos en matemática, lectura y ciencia. Dependiendo del puntaje promedio de los alumnos, se califica al país por niveles del 1 al 6, siendo el último el mejor desempeño.

De acuerdo con los resultados presentados, Guatemala cuenta con altos porcentajes de estudiantes por debajo del nivel 2 en las tres áreas. En la evaluación de lectura el 70 por ciento de los jóvenes tuvo un rendimiento deficiente, en matemática fue del 89 por ciento y en ciencia el 77 por ciento.

El promedio de la OCDE en dichas materias son del 20, 23 y 21 por ciento respectivamente. Mientras que para América Latina las cifras se mantienen en 52, 69 y 58 por ciento.

La evaluación PISA tomó en consideración el aspecto socioeconómico de los estudiantes, demostrando una marcada diferencia entre el rendimiento de los estudiantes de las áreas más pobres del país. Por ejemplo se determinó que en lectura los estudiantes de zonas rurales tienen hasta dos años de rezago con sus pares de zonas urbanas.

El idioma materno de los jóvenes también afectó el resultado. En las evaluaciones de lectura los estudiantes que hablan otro idioma tuvieron una desventaja de 70 puntos entre los que hablan un idioma diferente en sus casas y escuela. En matemática, la diferencia fue de 50 y en ciencia de 48.

ALTA TASA DE REPITENCIA

La población evaluada representa el 48 por ciento de los jóvenes de 15 años en Guatemala, lo que significa que el 52 por ciento restante no fue evaluado debido a que estaban fuera de la escuela o se encontraban atrasados en su nivel de estudio.

Además, la prueba evidenció que el país tiene una de las tasas de repitencia más altas de la región debido a que el 36 por ciento de los estudiantes que participaron señalaron que habían vuelto a cursar un grado, al menos una vez en primaria o secundaria.

Esto representa un valor superior a la media de los países según la OCDE que es del 12 por ciento. Las otras naciones evaluadas como Ecuador registraron un 19 por ciento, Honduras un 24 por ciento y Paraguay 22 por ciento.

INVERSIÓN EN EDUCACIÓN

En Guatemala, el gasto acumulado por estudiante de entre 6 y 15 años fue de US$6 mil 104, siendo la cifra más baja de los países de América Latina evaluados en PISA. Gabriel Biguria, presidente de Empresarios por la Educación señaló que las brechas en el aprendizaje de los jóvenes guatemaltecos son grandes y muchas de las fallas están vinculadas a la inversión ineficiente de los recursos.

Biguria indicó que actualmente una fuerte suma del dinero asignado al Ministerio de Educación se utiliza para atender los pactos colectivos con el magisterio y minimiza los aportes para otros programas que permiten trabajar las mejoras a la calidad educativa.

“Se requiere un diálogo nacional para evaluar el sistema educativo que merecen nuestros niños y qué vamos hacer para cambiar el modelo. Además, que aprendan las capacidades necesarias para el siglo 21 que no se están transmitiendo”, señaló.

Por su parte, el viceministro de Diseño y Verificación de la Calidad Educativa, José Moreno Cámbara, manifestó que a pesar que reconocen que el aumento de recursos no es la única solución a las mejoras al sistema, considera que sí se debería incrementar el presupuesto asignado según el Producto Interno Bruto (PIB) del país. Actualmente el gasto en educación es aproximadamente un 2.9 por ciento del PIB, cuando el promedio en la región es del 5.3 por ciento.

MENORES FUERA DE LA ESCUELA

La prueba PISA también se aplicó a 1,600 jóvenes en edades entre los 14 y 16 años que no asisten a la escuela, a finales de este año. Los resultados de esta evaluación serán presentados en diciembre de 2019.