Domingo 25 DE Agosto DE 2019
Nación

El triste adiós para papá, mamá y hermanos menores

Fecha de publicación: 31-12-18
Por: Raúl Barreno Castillo

Quetzaltenango. Eran las 14:20 horas de este 31 de diciembre de 2018 cuando los hermanos Josué y David Velásquez Matul, de 16 y 18 años, respectivamente, acompañados por familiares, amigos y vecinos, empujaron uno a uno los féretros de su papá, mamá y sus hermanos menores.

Entre llanto y dolor, ambos jóvenes, quienes desde el sábado anterior habían sido valientes para enfrentar este drama, se rompieron, y una y otra vez evitaron desprenderse de los cuerpos de su papá Sergio Oswaldo Velásquez Jocol, su mamá Dolores María Matul de Velásquez y de sus hermanos Fátima Maité y Sergio Nicolás.

“No es justo”, gritaba David, el hermano mayor que desde el día y trágico hace los trámites para enfrentar la muerte de sus padres y hermanos.

“Ellos (sus padres) siempre velaron por nosotros. Siempre fuimos su prioridad”, decís con la voz entrecortada y los ojos llenos de lágrimas.

La banda escolar del instituto Normal para Varones de Occidente, donde recién se graduó el segundo hijo de esta familia, Josué, interceptó Las Golondrinas, como homenaje para decirle adiós a los cuatro integrantes de la familia Velásquez Matul, quienes murieron aplastados por el furgón de un tráiler en la Autopista Los Altos, cerca del monumento al Emigrante en Salcsja, Quetzaltenango.

Los cientos de personas rodearon las cuatro cajas, dos blancas y dos cafe, y cobijaron la angustia y tristeza de los dos jóvenes sobrevivientes.

Las palabras del sacerdote de la iglesia El Calvario, Javier Almanza, durante la misa de cuerpo presente precio a llevarlos a su última morada, les hizo la reflexión para enfrentar este difícil momento con entereza y orgullo, y llamo a perdonar a quien provocó esta tragedia.

La familia Velásquez Matul logró conseguir la donación de los nichos donde fueron sepultados.

Además, una firma de abogados particulares se harán cargo del caso para que la aseguradora de la empresa propietaria del tráiler, que supuestamente transportaba rosa de Jamaica, se haga cargo de los gastos más allá de los Q12 mil que ofrecieron como resarcimiento.

En la 12 avenida del Cementerio General de Xela quedaron los cuerpos de Sergio, Dolores, Fátima y Sergio Nicolas, víctimas del percance en la Autopista.

Allí quedaron los sueños de un electromecánico que, junto con su esposa, durante más de 18 años, forjaron un hogar y a hombres de bien en la zona 10, Pacajá, en Xela.

Josué y David no querían dejar los restos de su familia en el campo santo, a penas comienzab a vivir su duelo, y a enfrentar la vida sin sus progenitores.