Lunes 25 DE Marzo DE 2019
Nación

La industria de la migración hacia Estados Unidos

Aumentaron cifras de familias guatemaltecas que emprendieron viaje hacia Estados Unidos para entregarse a la Patrulla Fronteriza.

Fecha de publicación: 17-12-18
Por: Redacción / elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Las amenazas de la administración de Donald Trump para socavar la inmigración ilegal, no han conseguido detener el flujo de niños y menores no acompañados que llegan a Estados Unidos, según presenta una investigación periodística de Univisión.

La cadena televisiva consultó varias fuentes guatemaltecas, quienes coincidieron en que los “coyotes” llevan un tiempo promocionando viajes con niños y pueden llegar a descontar hasta la mitad lo que normalmente cobrarían para que los adultos vayan con ellos.

“La oferta se debe a que con niños el recorrido es más corto: en vez de arriesgarse a hacer una peligrosa travesía por el desierto con las familias, los ‘coyotes’ dejan a los migrantes apenas cruzan la frontera sur de Estados Unidos, con la instrucción de que esperen a la Patrulla Fronteriza para solicitar protección”, señala Univisión.

El medio relata la historia de ‘F’ y su hijo ‘K’, de 11 años, originarios de una comunidad del oriente del país quienes se dedicaban a cultivar frijoles y maíz. Junto a su esposa decidieron que migrar era la mejor decisión que podían tomar, pese a que debían separarse, pero la proliferación de las pandillas y la violencia en el lugar  los orillaron a que debía su niño también debía de ir.

“Yo no soñé con migrar, pero la necesidad me obligó. No quiero que mis hijos crezcan en un lugar de violencia y pobreza”, cuenta ‘F’ desde el cuarto donde vive en Texas junto con su hijo”, publica la investigación periodística.

Luego de un viaje de más de diez días, se entregaron a Migración, pasaron 52 horas detenidos antes de que fueran liberados. Aunque ‘K’ salió con un grillete electrónico en el tobillo que controla todos sus movimientos, debe presentarse cada 15 días ante las autoridades.

Mientras el padre labora en dos trabajos que ha conseguido para pagar la deuda con el “coyote” y enviar dinero a su familia, el pequeño asiste a una escuela y procura aprender inglés.

“Muchas veces la gente critica al presidente (Trump), pero nos da al menos esperanza”, afirma. “Nos ponen grilletes, pero le dan la oportunidad a uno para ganarse la vida” indica ‘K’ a Univisión.

Lea la nota completa en Univisión.

Etiquetas: