Miércoles 22 DE Mayo DE 2019
Nación

Arresto domiciliar para señora que arrolló a tres niñas en Izabal

Conductora trasladada a sanatorio debido a que tras el accidente se sintió mal porque tiene siete semanas de gestación. Dos de las pequeñas ya fallecieron.

 

Fecha de publicación: 14-12-18
Por: Katerin Chumil / elPeriódico

 

Karla María Rosa Chinchilla de Sagastume, de 31 años, la conductora que el miércoles atropelló con su vehículo a tres niñas en Morales, Izabal, quedó bajo arresto domiciliar mediante acta notarial de un abogado, confirmó Comunicación Social del Organismo Judicial (OJ).

Se la extendió el profesional Jorge Ricardo Rivas Sarceño ya que cumplía con todos los requisitos de ley: ella presentó licencia de conducir vigente, documentos personales en orden, no estaba ebria y supuestamente había incurrido en el delito de lesiones culposas, fue informado.

No obstante, la única contradicción que existía para no otorgarle ese beneficio del arresto domiciliar consistía en que no auxilió a las tres niñas que arrolló, debido a que luego del accidente fue trasladada a un sanatorio porque se sentía mal.

En la oficina de Comunicación Social del OJ dijeron que el expediente contra Rosa Chinchilla se trasladó del Juzgado de Paz del municipio de Morales hacia el Juzgado Pluripersonal de Instancia de Izabal.

El juez a cargo deberá decidir cuándo se celebrará la audiencia de primera declaración, en la cual podría cambiarse el delito de lesiones culposas por homicidio preterintencional, porque dos de las tres niñas fallecieron.

La tragedia

El miércoles, según un impresionante video circulado en redes sociales, Chinchilla atropelló con su camioneta a las hermanitas Nadia Dalila –4 años–, Fátima Izabel Alejandra Cacao Aguirre –8–, y a su prima Vivían Abigail Morales Sarmiento –8–.

En la grabación se observa como el vehículo embiste a las tres menores de edad.

Las hermanas Cacao Aguirre fallecieron por la gravedad de las lesiones, informaron médicos de los hospitales Roosevelt y de Puerto Barrios.

En abril de 2017, Julio Rodolfo Cordero Peque, piloto del Ministerio Público (MP) señalado de atropellar a dos agentes municipales en la 14 calle y 3a. avenida, zona 1, fue dejado en arresto domiciliar también con un acta notarial de su abogado.

Durante la audiencia de primera declaración, el juzgador resolvió dejarlo sin persecución penal durante tres años y ordenó un resarcimiento económico a las familias de los PMT. Durante el incidente murió Ramiro Alfredo Juárez Figueño.