Jueves 21 DE Marzo DE 2019
Nación

Plan B prepara apoyo para familias afectadas por el volcán de Fuego

Un grupo de voluntarios empezó con la idea de ayudar y proveer viviendas dignas para los damnificados. Su deseo es crear la posibilidad de un nuevo inicio de vida.

Fecha de publicación: 13-12-18
Los integrantes de la organización presentaron el prototipo de vivienda del proyecto. Por: EVELIN VÁSQUEZ elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Como parte de una iniciativa y experiencias previas de no contar con un formato planificado y estructurado para ayudar efectivamente a los damnificados por un desastre natural. Pamela de Solís y Alejandra Marroquín decidieron formar un equipo de profesionales para ayudar a los afectados por la erupción del volcán de Fuego. Luego que los flujos piroclásticos enterraran sus viviendas.

“Yo estuve apoyando los 17 días durante la tragedia de Cambray II y me di cuenta del desperdicio que existía en la comida y la falta de administración. Yo quería involucrarme nuevamente y apoyar, pero decidí esperar hasta tener un objetivo. Así nació Plan B”, explicó De Solís.

Ambas lanzaron una convocatoria en redes sociales para que personas se unieran a la planificación de construcción de viviendas. Sin conocerse y con la voluntad de realizar un proyecto de alto alcance y a largo plazo el arquitecto Dominique Cabrera se asoció a la misión.

Poco a poco instituciones y personas individuales donan su tiempo, trabajo, dinero y energías para crear el proyecto habitacional Eco-barrio. Roberto de Oliveira, director de DEOC Arquitectos de Boston, Estados Unidos (EE. UU.), planteó junto a su equipo de trabajo la mejor propuesta de diseño para una vivienda con características sostenibles.

“Este es mi proyecto preferido, tiene una carga emocional y de gran impacto, no se compara con los demás”, enfatizó. Cabrera indicó que más de 30 profesionales y siete empresas se encuentran involucradas en el programa. La asociación Happiness Guatemala que se ubica en Las Vegas, Nevada, EE.UU. fue quien donó el efectivo para realizar el primer prototipo de casa.

UNA VIDA COMUNITARIA

Con la donación de 38 terrenos, 25 por parte de la empresa Prisa, S.A. y 13 de Maycom, se preparó una lotificación para establecer 26 hogares y áreas de estudios, recreación y comercio enfocadas a vivir en comunidad.

El director creativo de la Asociación Ambiental G-22, Alfredo Maul, puntualizó que la vivienda cuenta con techos de bambú, un sistema de recolección de lluvia, ventilación cruzada e iluminación natural. “Es un motor de transformación humana donde se está conectado con el clima, la cultura y a los materiales locales para que las familias prosperen en aspectos
económicos y sociales”, añadió.

Para la planificación se tomó en cuenta un prototipo de sostenibilidad donde se realizaron estudios ambientales, de construcción, de suelos y mejoras para que la vivienda cumpla con las necesidades de las familias.

Otros aspectos será la colocación de huertos urbanos, compostaje, adoquines permeables, estrategias bio-climáticas, estufas mejoradas y estufas de gas propano, energías renovables, purificadores de agua, manual de operación y mantenimiento.

“Hemos llevado un proceso con talleres que permitieron que el equipo interdisciplinario conociera la realidad de las personas, de convivencia, sobre qué actividades realizaban para lograr una transición prudente y digna”, destacó Maul.

Uno de los objetivos es que las familias participen en la construcción de su casa y se involucren a la comunidad.

Se estima que el proyecto ubicado en el kilómetro 104.2 carretera antigua al Puerto San José, Escuintla, concluya en 2019.

Etiquetas: