Miércoles 20 DE Febrero DE 2019
Nación

Palabras del embajador del Japón, Sr. Tomohiko Furutani, en la Recepción del Día Nacional de 2018

Fecha de publicación: 11-12-18
Por: Embajador del Japón, Sr. Tomohiko Furutani
Más noticias que te pueden interesar

Muy buenas tardes. Sean todos bienvenidos a la Recepción del Día Nacional del Japón.

El motivo de esta celebración es la conmemoración del natalicio de Su Majestad, el Emperador Akihito, quien es el 125 (centésimo vigésimo quinto) Emperador de nuestra nación, cumplirá 85 años este próximo 23 de diciembre.

La figura del Emperador es, además de ser el Jefe de Estado, el símbolo constitucional de la nación japonesa y de la unidad de su pueblo.

Esta ocasión es sumamente significativa y de mayor connotación para el pueblo japonés, ya que nuestro actual Emperador abdicará el día 30 de abril del próximo año.

Actualmente, la monarquía japonesa es una de las más antiguas del mundo y a cada emperador se le designa un nombre propio tradicional para el periodo de su reinado.

En el caso del Emperador Akihito que fue entronizado en enero del año 1989, se le otorgó el nombre de Heisei, que significa “conseguir la paz”. La era de Heisei ha llegado a su trigésimo año este 2018.

La abdicación de Su Majestad significa el fin de la era Heisei, y el próximo año, con la entronización del nuevo Emperador se iniciará una nueva era con otro nombre, que aún no se ha anunciado.

En esta ocasión tan especial, me gustaría repasar con ustedes los últimos 30 años, correspondientes a la era de Heisei.

En 1989, mismo año de su entronización, el reconocido y destacado compositor guatemalteco, maestro Jorge Sarmientos, visitó Japón e impactado por el hecho de la caída de la bomba atómica en Hiroshima de 1945, compuso un tema titulado “Destello de Hiroshima”, deseando un mundo libre de armas nucleares.

La obra fue presentada en 1995, ocasión del 50 Aniversario de la Explosión de la bomba atómica, y en el año 2011, el maestro Sarmientos fue el primer guatemalteco en recibir la condecoración “Orden del Sol Naciente”, del Japón.

El mismo año de 1989, hubo otro acontecimiento mundial muy emblemático: la caída del muro de Berlín y la culminación de la Guerra Fría, hecho que llevó a las dos Alemanias a reunificarse en 1990.

El año 1996 fue un año histórico y conmemorativo para Guatemala, por la firma de los acuerdos de paz. El año siguiente, 1997, los Príncipes Hitachi visitaron este país para felicitar el gran logro alcanzado por el pueblo guatemalteco. El Príncipe Hitachi es el hermano del Emperador Akihito, y fue la primera visita de los miembros imperiales japoneses para toda América Central.

La firma de los Acuerdos de Paz tiene otra anécdota en relación a la Familia Imperial, ya que después de esta visita memorable, la Princesa Hitachi eligió a Guatemala como tema de su poema para la Ceremonia del Palacio Imperial del Año Nuevo de 1998.

En esta ceremonia tradicional de poemas, el tema asignado para ese año fue “camino”, y la Princesa Hitachi, acordándose de su viaje a Guatemala, escribió “停戦へながき道のりを歩みしアルスー大統領の手は温かし”: en español será “Grande fue mi emoción al estrechar la mano cálida y acogedora del Presidente Arzú de Guatemala, que a pesar del largo y escabroso camino, había conducido a su país a un cese integral de hostilidades en todo el territorio nacional”.

Ese mismo año de 1998, los juegos olímpicos de invierno se llevaron a cabo en Nagano, Japón.

El año 2005 también fue importante para Guatemala y Japón, ya que celebramos el 70 (septuagésimo) aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas. Guatemala tuvo la especial deferencia de emitir sello conmemorativo por su celebración.

El mismo año se realizó la Expo Mundial 2005 en Aichi, Japón, y tuvimos el honor de la grata participación de Guatemala.

Los últimos 30 años de la era de Heisei, además de los numerosos hechos históricos y conmemorativos, también afrontamos algunos momentos difíciles en término de desastres naturales.

En 1995, un terremoto de gran magnitud sacudió la región de Kobe y Osaka del Japón, que causó más de seis mil personas fallecidas.

Luego en 2011 otro lamentable terremoto devastó la parte este del país, que fue el terremoto más grande registrado en la historia de mi país. Algunos de ustedes recordarán las impactantes imágenes del tsunami que arrastraba vehículos y todo lo que encontraba a su paso.

En la tragedia de este gran terremoto y tsunami, Guatemala extendió su mano de apoyo a nuestro país. Tanto el Gobierno como instituciones, empresas, grupos y personales individuales nos enviaron materiales de ayuda humanitaria, fondos financieros, mensajes de solidaridad, entre otros.

Asimismo, con la iniciativa del respetado maestro Jorge Sarmientos, fue organizado un concierto conmemorativo, en el que interpretaron el tema “Destello de Hiroshima” en homenaje a las víctimas y afectados de la devastadora catástrofe.

El pueblo japonés nunca olvidará y siempre estará agradecido por su cálido apoyo y solidaridad de parte del pueblo guatemalteco.

En ese sentido, Japón también se ha solidarizado y acompañado a este pueblo ante los lamentables acontecimientos ocasionados por desastres naturales.

El huracán Mitch, el huracán Stan, la tormenta tropical Agatha, el terremoto de 2012, y la reciente erupción del Volcán de Fuego: en estas ocasiones el Gobierno del Japón, con el deseo de aliviar a los damnificados y familiares de las víctimas, hizo entrega de ayuda humanitaria de emergencia. Asimismo empresas japonesas y personas individuales unificaron esfuerzos para entregar su donación como muestra de su fraterna solidaridad con Guatemala.

Puedo asegurar de que Guatemala y Japón han venido fortaleciendo sus relaciones no solo a través de sus actividades conmemorativas sino también en aquellos tiempos difíciles, apoyándonos mano a mano.

Retomando el tema, el año 2013 la comida japonesa 和食 fue registrada como Patrimonio Cultural Intangible de la UNESCO, por su fuerte vinculación con la naturaleza y su diversa y equilibrada dieta.

El día de hoy les preparamos con mucho orgullo algunos platos con los mejores materiales que tenemos en Japón. Espero que disfruten de probar nuestro exquisito sabor tradicional.

2015 fue otro año relevante por la conmemoración del 80 (octogésimo) aniversario de las relaciones diplomáticas. A lo largo del año se realizaron numerosas actividades y eventos para festejar este acontecimiento, pero lo más destacado fue la llegada de Sus Altezas Imperiales, los Príncipes Akishino, en octubre del 2014, como el inicio de todo el aniversario del 2015.

El Príncipe Akishino, segundo hijo del Emperador Akihito, y la Princesa, disfrutaron su estancia tanto en la ciudad capital, La Antigua Guatemala, como en Tikal, en donde tuvieron la oportunidad de profundizar aún más sobre la riqueza histórica y cultural de este país, atesorando gratos intercambios con los guatemaltecos.

El Príncipe Akishino se convertirá en Príncipe Heredero, cuando su hermano mayor Naruhito sea entronizado dentro de unos 5 meses.

Y noviembre de este año 2018, Guatemala y Japón celebraron el 40 Aniversario de la Firma del Acuerdo de Cooperación técnica entre los dos Gobiernos.

Este es un breve resumen de las últimas tres décadas, y ahora ya estamos a la vuelta del nuevo año 2019.

2019 será un año muy importante por las elecciones generales y la de las Cortes, en las que Guatemala elegirá a sus nuevas autoridades.

En Japón, el 1 de mayo será la entronización del Nuevo Emperador Naruhito, el cual marcará el inicio de nueva era para Japón.

Hace un año, en esta misma recepción, les comenté sobre el primer satélite guatemalteco “Quetzal 1” producido en la Universidad del Valle.

Este proyecto del “Quetzal 1” ganó en un concurso internacional financiado por Japón y Naciones Unidas, siendo elegido para ser lanzado al espacio desde el módulo japonés en la Estación Espacial Internacional.

Los preparativos continúan su marcha, y se estima que dentro de unos meses el satélite será trasladado para su lanzamiento. El “Quetzal 1” tendrá la misión de reunir datos importantes en el espacio que contribuirán para analizar las situaciones ambientales del planeta y así mejorar la calidad de agua del lago de Atitlán.

Esperamos con mucho orgullo y alegría el lanzamiento del “Quetzal 1”, con el mejor deseo de que éste estimule aún más el avance de estudios e investigaciones tecnológicos del país y también dé nuevas expectativas y esperanza a muchos guatemaltecos, especialmente a los jóvenes y niños de esta nación.

Asimismo, deseo informarles que el próximo año mi país será anfitrión de la Copa Mundial de Rugby. En los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2019, se celebrarán partidos en varias partes del archipiélago japonés.

En esta Copa participarán en total 20 equipos que fueron seleccionados en las eliminatorias, y entre los que tienen embajada en Guatemala, se puede mencionar en orden alfabético: Argentina, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Rusia y Uruguay.

Por Gran Bretaña, donde nació dicho deporte, participarán Escocia, Gales e Inglaterra, tres equipos, lo cual es una dicha, ya que podrán disfrutar de más partidos de sus compatriotas.

Esperamos que la Copa Mundial de Rugby también cobre tanto la atención y entusiasmo de los guatemaltecos como la Copa Mundial de Fútbol de este año en Rusia.

La época en la que se realizará la Copa será una de las mejores por la majestuosa coloración de los bosques y montañas, por lo que espero también aprovechen la oportunidad para visitar y disfrutar de los hermosos paisajes de mi país.

En el año 2020, tendremos el privilegio de organizar los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Tokyo. Todos los preparativos ya están cobrando su ritmo. Mi sincero deseo es que la mayoría de atletas guatemaltecos sean seleccionados para participar en las olimpiadas.

Antes de concluir mis palabras, me gustaría compartir con ustedes la grata noticia de que la ciudad de Osaka, la segunda más grande en mi país, fue elegida como sede para la Expo Mundial 2025, en las votaciones recién celebradas. Deseo hacer propicia la ocasión para expresar mi más sincero agradecimiento a Guatemala, por su valioso apoyo para Osaka.

Extiendo la más cordial invitación a todos los países amigos y los exhorto a que participen en la Expo Mundial 2025.

Muchas gracias.

Foto: Jorge Saravia

Foto: Jorge Saravia

Etiquetas: