Jueves 13 DE Diciembre DE 2018
Nación

Fideicomiso fuera del país oculta propiedad de la Cessna

La SAT ha fiscalizado estas prácticas para evadir el pago de impuestos en el país.

Fecha de publicación: 07-12-18
Por: Lorena Álvarez elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Cerca de las nueve de la noche del miércoles 21 de noviembre aterrizó en el Aeropuerto Internacional La Aurora en Guatemala la aeronave tipo Cessna Citation III (jet bimotor) con registro N200LH proveniente de Fort Lauderdale Executive (Miami). Un recorrido de dos horas con 38 minutos, según el registro que publica el sitio es.flightaware.com.

Un vuelo que pasaría inadvertido si la propiedad de la aeronave no fuera asociada al jerarca de la iglesia evangélica Casa de Dios, Carlos Luna, como lo describió una investigación de Univision que además lo vincula a la narcotraficante condenada en Estados Unidos, Marllory Chacón.

El Bank of Utah Trustee, de Salt Lake City, figura como propietario de la Cessna N200LH. Según el sitio del Bank of Utah son líderes de la industria en la prestación de servicios de fideicomisarios de propietarios de aeronaves.

Esta es una de las tipologías que el año pasado la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) detectó para evitar el registro de la aeronave en el país. De esa cuenta, la administración de Juan Francisco Solórzano Foppa impulsó el Plan Alas que ofreció exonerar de multas e intereses el pago de los impuestos para cumplir con las obligaciones fiscales de importación de aeronaves.

El plan que concluyó en agosto de 2017 logró recaudar Q157.5 millones en impuestos de importación, se regularizaron 127 aeronaves y se programaron auditorías para 18 contribuyentes, 49 aeronaves de las que a la fecha se han regularizado ocho y recaudado Q23 millones, informó la SAT.

Otra muestra

En julio de este año el fideicomiso del Bank of Utah estuvo involucrado en un escándalo en Bolivia. En esta ocasión, un jet fue reclamado por el Gobierno luego de haber quedado supuestamente abandonado en el aeropuerto de Santa Cruz, se intentó conocer al propietario de la aeronave, pero el fideicomiso no reveló el nombre. Finalmente, pagó en aduana el plazo que excedió su estadía en el país por problemas que atribuyeron a mantenimiento y se libró de la incautación gubernamental.

Etiquetas: