Martes 21 DE Mayo DE 2019
Nación

Tribunal condena a 372 años de prisión a Guayo Cano

Miembros de la estructura criminal dirigida por Eduardo Francisco Villatoro Cano cumplirán penas de entre seis y 372 años de prisión por los asesinatos de ocho agentes y un subcomisario durante la incursión a la subestación de la PNC en Salcajá, y otros delitos.

Fecha de publicación: 04-12-18
“Guayo Cano” y los demás acusados durante la audiencia de ayer. Por: Rony Ríos / elPeriódico

Por la muerte de ocho agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), un subcomisario y cuatro personas particulares, el narcotraficante Eduardo Francisco Villatoro Cano –alias “Guayo Cano”– fue condenado esta madrugada a 372 años y ocho meses de prisión por el Tribunal B de Mayor Riesgo.

Se le encontró culpable de coordinar y liderar la estructura criminal que en el 2013 tomó venganza por el robo de US$740 mil e incursionó en la subestación de la PNC en Salcajá, Quetzaltenango, para matar a los uniformados y secuestrar al subcomisario César Augusto García Cortés, a quien ejecutaron a casi ocho kilómetros de distancia de la instalación policial.

“Este macabro hecho enluta a la sociedad y es un grave desatino para la organización política y social del Estado, porque es el Estado el que debe garantizar la seguridad de sus ciudadanos y si ni siquiera los agentes de la PNC dotados de equipo y habilidad para el manejo de armas pudieron salvar su vida, cómo se garantiza la vida de los habitantes de Salcajá”, dijo la jueza Jeannette Valdés.

En el transcurso del juicio en contra de Villatoro Cano y los integrantes de su banda, el Ministerio Público (MP) reprodujo una escucha telefónica en la que “Guayo Cano” aseguraba que la muerte de los agentes policiales fue solamente para “quitarse la cólera por el robo de los US$740 mil”.

Otros crímenes

Además de esas muertes, el Tribunal atribuyó a la gavilla las de Adolfo Martínez, Rolando Vásquez, Kenny Josué Martínez y en grado de tentativa contra Dunia Escobedo. Por cada hecho le fue impuesta una pena de 25 años y, por el intento de la mujer él fue condenado a 16 años y ocho meses de prisión.

Asimismo, “Guayo Cano” fue encontrado culpable del robo agravado de las armas de los agentes de la PNC victimados en Salcajá, así como por comercio, tráfico y almacenamiento ilícito, y asociación ilícita, recibiendo una pena de seis, ocho y 12 años de cárcel, respectivamente.

Hermana implicada

El Tribunal también dictaminó que Bianca Jimena Villatoro Cano
–hermana de Guayo Cano–, Donaldo Saúl Villatoro Cano y Miriam Yolanda Contreras Flores eran responsables de lavado de dinero u otros activos en favor de la estructura criminal.

Bianca incurrió en el delito al comprar dos vehículos por un total de Q495 mil 815.70, monto que depositó de forma fraccionada en un término de 15 días pese a que su sueldo en un banco del sistema (Q2 mil mensuales) no acreditaba ese flujo de dinero.

Por su parte, Donaldo Villatoro y Contreras flores participaron en el lavado de más de Q3 millones cada uno por medio de depósitos y retiros monetarios, por los mismos montos. Por este delito se les impuso multa de Q50 mil y en caso de no cancelarla se hará la equivalencia de días de prisión a razón de Q100 diarios hasta llegar a la totalidad de la sanción.

Los restantes

Emerson Emanuel Villatoro Cano, Basilio Quib Pacay, Francisco Trinidad Castillo Villatoro, Ricardo Quino Quiz, José Israel Argueta Herrera, René Antonio Pop Luc, Jeremías Batz Chu, Alfonso Rax Pop y Edgar Waldini Herrera Villatoro también fueron condenados por el Tribunal a cumplir una pena de 25 años por cada asesinato.

Las juezas encontraron responsabilidad de los ocho acusados en la incursión a la subestación policial de Salcajá por lo que, en total, impusieron una pena de 225 años de prisión.

Castillo Villatoro y Rax Pop, además, deberán cumplir una condena de 66 años con ochos meses por coadyuvar en otros dos asesinatos y uno en grado de tentativa.